);

En la carrera contrarreloj para fabricar la vacuna contra el nuevo coronavirus varios países, los más adelantados, lucharon codo a codo y sacaron un fármaco en tiempo récord. A la par había otra carrera para asegurar acceder al medicamento lo antes posible, incluso, a pesar de ser un país con pocos recursos, sobre todo frente a Brasil, Estados Unidos, Francia y muchos otros.

Pero eso no es todo. Si se utiliza TODO el Presupuesto 2021 para salud que recientemente calcularon senadores y diputados, SÓLO se podrá vacunar al 5% de la población.

Este proceso surgió al poco tiempo de iniciarse la pandemia y anunciarse el desafío de crear una vacuna anti-COVID-19. Varios países se apresuraron a sacar número para ser los primeros en recibirla y así garantizar en el menor plazo posible la salud y el bienestar de sus pobladores. Lastimosamente, y según declaraciones de nuestras propias autoridades, Paraguay es la excepción.

Salud Pública sigue “negociando” con 5 laboratorios la provisión de las anheladas vacunas, más allá del debate si serán o no aceptadas por toda la población, en qué condiciones se hará la inmunización o a cuántas personas llegarán.