);

La audiencia preliminar para el diputado Miguel Jorge Cuevas, para su esposa Nancy Florentín y para su hijo Enzo Cuevas fue reprogramada para el 24 de mayo, según la resolución del juez de Garantías, Yoan Paul López.

La diligencia estaba fijada para esta semana, pero el juez López la cambió porque no estaba de turno por el sistema de cuadrilla en el que están trabajando a raíz de la pandemia por el Covid-19.

Así fijó para la citada fecha, a las 8:30, para la acusada Nancy Florentín, acusada por cobro indebido de honorarios; y para su hijo Enzo Cuevas, que tiene un pedido de sobreseimiento provisional por presunto enriquecimiento ilícito en grado de cómplice.

Para las 9:00, está fijada la audiencia preliminar del legislador colorado, quien está acusado por presunto enriquecimiento ilícito y declaración falsa. El juez justificó el cambio por el principio del juez natural, para que sea él quien estudie la acusación fiscal.

Antes, el 28 de abril, el juez Mirko Valinotti, que interinó a su colega López, había suspendido la diligencia por recargo de trabajo, con lo que tuvo que fijarse una nueva fecha para la misma.

La diligencia ya se había postergado en otras oportunidades; en aquellas ocasiones, a raíz de que coincidía con audiencias de su abogado defensor, Guillermo Duarte Cacavelos.

En su acusación contra el diputado, la Fiscalía sostuvo que entre el 2009 y el 2019 los ingresos que percibió Cuevas totalizan G. 5.734.307.036, mientras que los egresos suman G. 7.439.622.171, por lo que hay una diferencia negativa de G. 1.705.315.135.

Sobre la declaración falsa, alega que el político tuvo varias declaraciones juradas, donde declaraba deudas a cobrar que no existían.

Cuevas actualmente se encuentra en libertad, luego de haber pasado varios meses en prisión, teniendo en cuenta que el hecho punible de enriquecimiento ilícito tiene penas de entre 1 y 10 años de cárcel.

La Fiscalía quiere juzgar a Cuevas ante el Tribunal de Sentencia, donde solicitará la pena correspondiente.