);

Petropar solicitó a Hacienda un dictamen sobre la reprogramación y aparentemente al enterarse de que el mismo sería en contra de sus pretensiones, recurrió a los diputados colorados Arnaldo Samaniego y Carlos Núñez Salinas para que presenten el pedido, vía proyecto de ley.

Samudio defendió su pedido diciendo que “no recibe fondos del Ministerio de Hacienda”, sino de recursos “propios y originados por Petropar” y, además, que no es para aumentar el rubro 111 (sueldos).

El cuestionado proyecto aprobado en sesión del miércoles último de la Cámara Baja pasó al Senado para su análisis. La versión extraoficial que se maneja dentro de Petropar es que esta reprogramación se pide para pagar a funcionarios que ingresaron en cargos “de confianza”.

De hecho, Samudio es criticada por contratar sin concurso de méritos a más de 40 nuevos funcionarios y una veintena de asesores, con salarios millonarios. Algunos están vinculados a dirigentes sindicales, funcionarios de la propia estatal, dirigentes políticos y parientes de estos, corroboró ABC.

El derroche en la estatal no se limita a salarios. Recientemente solventó una megafiesta del día del niño en la planta alcoholera de Mauricio José Troche, donde trasladaron en un avión de la Fuerza Aérea a modelos y personajes de la farándula, contratados por Petropar.