);

Ante la carencia de oxígeno para asistir a los pacientes infectados por el covid-19, en pleno aumento del número de contagios y de mortalidad, desde el Gobierno se logró aumen­tar el cupo de importación de la sustancia medicinal para garantizar el abasteci­miento en el sistema sani­tario mediante la asisten­cia del Brasil.

El presidente Mario Abdo Benítez mantuvo ayer un encuentro de urgencia con varios ministros, autori­dades y representantes de las empresas productoras y distribuidoras de oxígeno medicinal con la finalidad de buscar soluciones a la crisis, motivo por el cual el mandatario conversó directamente con su par brasileño, Jair Bolsonaro, para plantear la necesidad del Paraguay.

LÍMITE DE EXPORTACIÓN

“El país tenía un límite para la exportación del oxígeno hacia el país, lo que ahora logramos es aumentar ese cupo a fin de proveer la suficiente cantidad. No solo se tendrá del sector público, sino también del sector privado. Esto va a tardar algunos días proba­blemente entre la importa­ción y traer todos los pro­ductos acá. Hay muy buena predisposición de todas las empresas locales para com­partir y distribuir el pro­ducto equitativamente en los hospitales para que no falte”, afirmó el ministro de Salud Pública, Julio Borba.

Mientras que el ministro de Relaciones Exteriores, Euclides Acevedo, dijo que las 700 toneladas de oxí­geno que serán enviadas por Brasil será por semana, teniendo en cuenta que el cupo anterior era solo de 100 toneladas.

700 TONELADAS POR SEMANA

“El problema de oxígeno se ha resuelto gracias a las ges­tiones personales del presi­dente de la República para operativizar la importación de 700 toneladas de oxígeno por semana”, indicó.

La Agencia de Vigilan­cia Sanitaria de Brasil (Anvisa) puso un límite a la exportación de oxígeno de hasta 100 toneladas por semana, aplicada de forma excepcional por motivo de la pandemia, teniendo en cuenta que con el recrude­cimiento de la crisis se dio un aumento inusual del uso del insumo.