);

La petrolera comandada por Patricia Samudio perdió una suma millonaria en un viaje a Argentina. El mismo fue para buscar diesel que, supuestamente, le debía proveer Sol Petróleo, pero que no le entregó.

Mientras Petropar dice que el viaje inútil a la Argentina para buscar diésel que debía proveer Sol Petróleo le costó US$ 60.000, técnicos de la estatal aseguran que el monto trepó a US$ 1.600.000

Este es el dinero que habría perdido la estatal a causa del incumplimiento de Sol Petróleo SA, representada por Carlos Fernández y Yamil Sawaya. La empresa argentina debía entregar entre el 28 y el 30 de diciembre pasado 40.000 m3 de diésel, pero no lo hizo. La estatal le otorgó en octubre último, en medio de críticas por la falta de antecedentes comerciales, un contrato directo de G. 124.802 millones.

Las barcazas llegaron al sitio establecido, km 171, Argentina, y el buque madre no estaba con la carga de gasoíl que se debía traer. Panchita es la firma fletera; tiene un contrato abierto de US$ 17 millones hasta US$ 34 millones, por 24 meses, para traer gasoíl y nafta desde el Río de la Plata hasta la planta de Villa Elisa.

 

En relación con el caso, Hernán Sanabria, vocero de Contrataciones Públicas, explicó ayer a nuestro diario que entre el 5% y 10% del monto total del contrato debe abonar Sol Petróleo a Petropar, por incumplir el contrato, que ahora está en proceso de rescisión. La empresa extranjera tiene diez días para presentar su descargo y luego se hace la sustanciación de la rescisión, explicó. Tras estas dos etapas, Petropar debe emitir una resolución mediante la cual declara la rescisión del contrato por causa imputable a la proveedora y ahí efectivamente hacer la intimación de pago al deudor.

Sanabria apuntó finalmente que si Sol Petróleo no paga esa garantía, ahí se configura el siniestro y se pasa a la aseguradora.

El proceso empezó a correr el 2 de enero de 2020, puesto que la nota de rescisión envió Petropar a Sol Petróleo el 31 de diciembre, según lo indicado. En la nota citada (ver facsimilar) consta que los responsables de la operación de entrega del producto en el km 171, Argentina, no enviaron siquiera el nombre del buque ni los datos de la empresa marítima, informaciones necesarias para la operación.

“Fueron reiteradas e insistentemente solicitadas a Sol Petróleo, conforme a la documentación existente”, se lee en el documento. ABC no ha podido acceder a la versión de Sol Petróleo, pero estamos abiertos a recibir y publicar sus explicaciones.

La adjudicación de dos contratos por un monto que ronda los G. 188.000 millones a Sol Petróleo, con el argumento de “compra de oportunidad”, fue cuestionada el año pasado en el sector de los combustibles, ante todo, porque no se sabía nada de la empresa. No contaba con antecedentes comerciales. La titular de Petropar, Delia Patricia Samudio, aseguraba en ese entonces que no habría riesgos para la estatal porque el pago será por producto entregado. No le dio el adelanto financiero como es la práctica común en otras compras públicas.