);

El presidente Mario Abdo Benítez manifestó que un legado que dejará su Gobierno es el fortalecimiento “inédito” del sistema de salud y mencionó que casi todos los departamentos hoy tienen camas de terapia intensiva. Obvió los casos de corrupción detectados en compra de insumos médicos, así como gruesos errores en el proceso de adquisición de las vacunas anti-Covid.

El mandatario estuvo de gira en Misiones donde entregó una ambulancia para el hospital de Ayolas, un polideportivo en una escuela y habilitó una ruta asfaltada.

Recordó que hace unas semanas estuvo inaugurando las primeras camas de terapia intensiva en Ayolas. “Antes de nuestro gobierno solamente dos departamentos fuera de Capital y Central tenían camas de terapia intensiva, Alto Paraná e Itapúa”, afirmó.

Recalcó que hoy casi todos los departamentos cuentan con este sistema de salud. “La pandemia nos dotó de mayores recursos que fueron redireccionados para mejorar nuestro sistema de salud pero creo que en este tiempo, uno de los legados que vamos a dejar es el fortalecimiento inédito de todo nuestro sistema de salud”, aseguró Abdo.

Sin embargo, la crisis por la pandemia desnudó la corrupción y precariedad del sistema de salud. Muchas personas murieron por falta de camas de terapia intensiva; hay problemas con el sistema de oxígeno y los familiares de enfermos por Covid deben mendigar para conseguir costosos medicamentos para no dejar morir a sus parientes.

Marito dijo que la crisis sanitaria es una enorme carga para un presidente de la República. “Muchas noches sin dormir, preocupado por buscar vacunas para que no falten insumos en los hospitales, mensajes que recibo todo el día de necesidad de camas de terapia que no encuentran”, expresó. Expresó que tiene esperanza de que pronto tendrá una victoria, recordando a las víctimas que cayeron por causa de la enfermedad.

Mencionó que en este periodo de gracia hay personas que esperan que su Gobierno tropiece para darle el tiro de gracia por la espalda, como ocurrió con los baqueanos durante la guerra.

“Tengo la fe que la e mayoría de este pueblo, enojado, cansado, dolido se va mantener unido y en poco tiempo, será una pesadilla dolorosa donde una vez mas los paraguayos vamos a salir triunfantes”, expresó. Reiteró que su gobierno está inaugurando el doble de rutas asfaltadas que ningún gobierno.

Uno de los legados que vamos a dejar es el fortalecimiento inédito de todo nuestro sistema de salud.
Mario Abdo Benítez,
presidente de la República.