);
 

El diputado Pedro Alliana, titular de la Cámara Baja, tiroteó contra los senadores de la izquierda por su postura ante la presencia de los criminales en el norte del país, y señaló que analizarán mañana la poca acción de las fuerzas de seguridad.

El martes, a las 09:00 horas, las cabezas del Ministerio del Interior, de Defensa Nacional, de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y de Relaciones Internacionales comparecerán ante los diputados de la nación, tras el asesinato del joven Jorge Manuel Ríos, quien días atrás había sido secuestrado por uno de los grupos criminales que opera en la zona norte del territorio paraguayo.

La reunión se hará de manera privada para que los organismos de seguridad expliquen todos los pormenores de la situación, según mencionó Pedro Alliana. “Necesitamos saber toda la realidad para pedir mayores resultados. Es ponernos a disposición, escuchar lo que pasa y colaborar desde el Congreso para que se consigan más resultados. Es el momento de exigir más y condicionar mayores resultados. Demasiados recursos que ya se destinaron a la FTC. Creemos que se puede traer mayores recursos. Si necesitan apoyo internacional, que lo hagan para terminar con este grupo criminal”, argumentó.

Por otro lado, el legislador cartista lamentó el desinterés de un sector del Senado en interiorizarse sobre los secuestros cometidos por los grupos criminales. “Algunos senadores (los de la izquierda) son los que defienden a lo que crean zozobra. Crearon partidos políticos juntos y algunos senadores hicieron certificados médicos a algunos para que escapen del país. De una vez por todas debemos desprendernos de hacer alianzas y tratos con esta gente, que los amigos de los senadores no sigan actuando impunemente en el norte”, arremetió en entrevista con radio Universo y canal Gen.

A su parecer, el Tribunal de Conducta de la ANR debe analizar el caso de Óscar “Cachito” Salomón y otros colorados que se alían con la izquierda y apoyan proyectos como la legalización de las invasiones. “Si nosotros no tomábamos la decisión sobre el tema de las invasiones, ellos (senadores) iban a seguir con las amenazas a la ciudadanía”, agregó.

El joven Jorge Ríos fue ejecutado el pasado sábado con un disparo de arma de fuego en la cabeza, pese a que su familia estaba dispuesta a pagar el rescate pedido por los criminales. Su cuerpo fue encontrado el sábado a orillas del río Apa, lado brasileño, en un lugar denominado “Caracol”, distante, aproximadamente, a 70 kilómetros de Puentesiño (Concepción-Paraguay), lugar donde se produjo el secuestro.