);

La directora del diario Abc Color volvió a chicanear su proceso para evitar estar sentada en el banquillo de los acusados, pero esta vez no lo logró.

El Tribunal de Apelacio­nes en lo penal primera sala integrado por los magistra­dos Pedro Mayor Martínez, Gustavo Santander y Gustavo Ocampos rechazó las chica­nas N° 16 y 17 presentadas por la defensa de la querellada Natalia Zuccolillo. La misma debe estar sentada en el ban­quillo de los acusados en el marco de la acción judicial promovida por la ex vicemi­nistra de Tributación Marta González Ayala.

Asimismo, en el mismo caso está querellado el periodista Juan Carlos Lezcano. El ini­cio del juicio ya se suspendió en 6 ocasiones por la acción dilatoria de la defensa de Zuccolillo y Lezcano. Ahora el juez de Sentencia Elio Ove­lar tiene vía libre para poder fijar la nueva fecha del inicio del juicio oral y público.

La primera resolución rechazada por el Tribunal de Alzada dispone no hacer lugar a la aclaratoria plan­teada por la defensa contra una determinación adop­tada sobre una aclaratoria el pasado el 16 de febrero, es decir, no corresponde aclarar la aclaratoria. Por otro lado, la segunda decisión del cole­giado declara inadmisible el recurso de reposición plan­teado por el abogado Rodrigo Yódice contra la resolución N° 59 sosteniendo que el Código Procesal Penal es claro, en el sentido de que la resolución recurrida no está incluida entre las que pue­den ser atacadas por lo que corresponde declarar inad­misible.

Por su parte, el abogado Jacinto Santa María, repre­sentante legal de la quere­llante, señaló: “Cada vez es más evidente la desespera­ción de los acusados y sus abo­gados, que ante la inminen­cia de inicio del juicio oral y público han batido nueva­mente un récord mundial al completar 17 chicanas pre­sentadas y perdidas, lo cual ya amerita una auditoría del comportamiento de los abo­gados de Abc y una sanción ejemplar para los mismos”, indicó.

La ex viceministra de Tribu­tación Marta González pre­sentó una querella autónoma contra el periodista Juan Car­los Lezcano y Natalia Zucco­lillo, por haberla acusado en reiteradas publicaciones de la supuesta comisión de graves irregularidades en el ejercicio del cargo, específicamente en lo referente a la adjudicación del contrato de actualización del Sistema Marangatu, de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) al Centro Interamericano de Adminis­traciones Tributarias (CIAT).