);

Referentes colorados advierten que el vicepresidente juega para afuera del Partido Colorado; y buscar seguir afianzando alianzas con los sectores de la izquierda.

“La realidad no es que Hugo Velázquez busque un vicepresidente de la oposición, sino que Velázquez es el candidato a presidente de la oposición”, aseguró el apoderado general de la ANR, Eduardo González; y recordó que el acuerdo entre los añetete y la oposición lo cerraron para la mesa directiva del Senado “y su agenda la vienen cumpliendo”.

A mitad de año, desde el oficialismo negociaron con el Frente Guasu y el PDP ,para que Óscar “Cachito” Salomón – quien apoya la precandidatura de Velázquez – siga al frente de la Cámara Alta.

Las declaraciones de González surgieron tras las afirmaciones de Velázquez, quien continúa insistiendo con el establecimiento de alianzas entre el Partido Colorado y otros sectores políticos.

Quien representa a la Asociación Nacional Republicana sin dudas es Santiago Peña”, indicó González.

Velázquez dijo: El segundo del Ejecutivo, tras mantener una reunión con el presidente de la República, Mario Abdo, dijo: Habíamos resuelto preguntar al partido este enero y febrero si abrimos el partido a otros que no sean colorados. Voy a definir quién me va acompañar en la chapa, no descarto que sea mujer o varón, pero yo voy a definir. Se manejan nombres, pero no los voy a dar todavía”.

Peña responde ataques
El economista y aspirante a la Presidencia de la República por el movimiento Honor Colorado, Santiago Peña, respondió con altura a los ataques constantes realizados por el segundo del Ejecutivo y aspirante a dicho cargo, Hugo Velázquez, alegando que será el electorado quien finalmente decida quién cuenta con capacidad para representar a la Asociación Nacional Republicana (ANR) en las elecciones generales.

 

Finalmente, el electorado colorado es quien va a decidir a través de las urnas el 18 de diciembre de este año, no es tanto lo que yo diga o lo que él, sino lo que la gente pueda percibir que hemos hecho a lo largo de nuestras vidas, acá es cuestión de testimonio y no de retórica o grandes discursos”, indicó.