);

Abdo había anunciado invertir US$ 1.200 millones en el primer semestre para “reactivar la economía”.  Pero, desde el MOPC dicen que ese monto millonario es parte de “proyectos”.  La ejecución real de inversiones está lejos de ese número.

El monto de referencia forma parte de una cifra todavía mayor, que totaliza US$ 6.000 millones, que son para financiar una “cartera de proyectos diseñados” a ejecutarse a lo largo de los próximos años, y que se van a ir poniendo a consideración de acuerdo con la disponibilidad presupuestaria. Así lo “aclaró” ayer el viceministro de Finanzas del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Carlino Velázquez.

El MOPC tenía inicialmente para el ejercicio 2019 un presupuesto de G. 4,4 billones y se amplió a G. 4,9 billones. Al cambio actual, son US$ 777 millones que la cartera de Estado presupuestó para el año en curso, de los cuales solo pudo ejecutar 64% hasta octubre (unos US$ 500 millones).

Este noviembre se ejecutaría US$ 90 millones más, aunque el cálculo preciso se tendrá hoy, viernes 29, fecha de cierre del mes, señaló ayer el viceministro, en conversación con nuestro diario. También se estima que en diciembre la suma de ejecución sería similar, es decir de otros US$ 90 millones.

Vale decir, el MOPC cree que al cierre de año, lograría ejecutar unos US$ 680 millones, que equivalen a alrededor de 90% del total presupuestado.

De acuerdo a lo indicado por Velázquez, en noviembre se frenó la ejecución porque Hacienda no autorizaba el plan de caja, en espera de que el Congreso apruebe elevar el déficit de 1,5 a 3% del PIB (la excepción permitida por la ley de responsabilidad fiscal para los años de crisis). Recién cuando se aprobó dicha excepción y posteriormente se tuvo el visto bueno del Tesoro, Obras Públicas tuvo disponibilidad de US$ 220.000 millones para noviembre y diciembre (de los que lograrían ejecutar US$ 180.000), pero no para nuevas obras, sino que para abonar deuda por trabajos ya hechos, según lo acotado.

Otros retrasos también se dan porque las empresas contratistas no se encuentran al día con el IPS y en esas condiciones no están habilitadas para cobrar, añadió el viceministro. También, muchas de ellas acumulan varios certificados de obras y los entregan todos juntos al MOPC para el cobro.