);

El Gobierno Nacional ya gastó alrededor de G. 181.482 millones, en 128 contratos asociados a las compras Covid-19.

En esta lista oficial se puede observar licitaciones realizadas para la compra de reactivos e insumos de laboratorio para la contingencia por la suma de G. 1.117 millones y que fue posteriormente impugnado y que son objeto de revisión por parte de

Contrataciones Públicas.

Para la desinfección prolongada de hospitales se desembolsó la suma de G. 12.917 millones. Todo esto se realiza dentro del marco de la urgencia impostergable y por la contratación por la vía de excepción, según se describe.

En la compra de insumos de protección biológica para Covid-19 se gastó G. 1.050 millones adjudicada a Papeles & CIA Sociedad Anónima.

La adquisición de aire acondicionado para la zona de aislados, internación y la unidad de terapia intensiva del Hospital Nacional de Itauguá costó unos G. 96 millones.

Aparece también en la lista la compra de ventilador pulmonar para contingencia por la suma de G. 8.115 millones y el proveedor adjudicado es la empresa Dysa Healthcare SA.

El Hospital Rigoberto Caballero compró medicamentos, reactivos e insumos por criterio de la urgencia impostergable por la suma de G. 3.252 millones. Está con pendiente de emisión de código de contratación.

El Ministerio de Justicia compró tapabocas y termómetro infrarrojo por valor de G. 102 millones.

El Hospital de Clínicas realizó una licitación para la puesta en marcha de una cabina de bioseguridad por G. 15.510.000.

ALIMENTOS.

Varias gobernaciones y municipios también llevaron adelante procesos de licitación dentro de la emergencia sanitaria para la compra de alimentos para asistir a las familias en el marco de la emergencia por la pandemia del Covid-19.

La Gobernación de Concepción gastó G. 411 millones. El proceso se dio por la vía de la excepción y aparecen dos proveedores adjudicados; San Gregorio y la firma Menro SA.

En tanto que la Municipalidad de Arroyito gastó G. 59.570.000 para la compra de alimentos. La administración de la Municipalidad de Azotey en el Departamento de Concepción, invirtió G. 34 millones en productos alimenticios. Mientras que la Municipalidad de Caacupé gastó G. 119 millones, según reza el informe.

Capiatá compró alimentos por la suma de G. 167 millones.

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, es el que más recursos invirtió durante esta pandemia en la compra de cestas básicas distribuidas a las familias de escasos recursos por la suma de G. 2.949 millones.

En tanto, la Gobernación de Cordillera está en proceso de reparación y construcción del hospital distrital de Altos por la suma de G. 65 millones.

Mientras que la Gobernación de Itapúa gastará G. 1.977 millones para la construcción de pabellón hospitalario, adecuación del sector de hemodiálisis y del Instituto de Previsión Social de Encarnación dentro de la emergencia

El Ministerio de la Defensa Pública compró toallas de papel dentro de la emergencia por valor de G. 24.625.000, según se detalla.