);

La Costanera de Asunción, calle Ultima, la Avda. Transchaco, fueron algunos de los puntos en los que se ubicaron las barreras policiales en la primera noche de cuarentena estricta. Las lomiterías de Loma Pytâ tuvieron que cerrar sus locales.

Los operativos callejeros comenzaron alrededor de las 20:00, horario en que el decreto restringe la circulación, a excepción de los motivos laborales o de urgencia.

Además de los puestos de control, también se realizaron recorridos en patrulleras, principalmente en la zona de Loma Pytâ, donde una lomitería móvil tuvo que cerrar su local ante la visita de los uniformados.

Los locales gastronómicos en general solamente pueden abrir hasta las 20:00. La medida se extiende hasta el 10 de mayo. Los procedimientos policiales son acompañados por militares.