);

Desde el Ministerio de Salud mostraron preocupación por el aumento de notificaciones de casos de dengue en el interior del país.

Desde mediados de octubre, cuando se declaró la alerta por dengue, hasta la semana pasada se registraron más de 70.000 casos probables de la dolencia. La preocupación ahora es el aumento de notificaciones en el interior del país.

En el departamento Central, la región más poblada del país, existe una desaceleración de las notificaciones de febriles, lo que trajo cierto alivio en las autoridades sanitarias. Sin embargo, la preocupación ahora se centra en Asunción, donde los números van en aumento. Otro dato que trae intranquilidad es el incremento de casos en el interior, en zonas como Paraguarí, Cordillera, Boquerón y Concepción, informó Vigilancia de la Salud en su último reporte epidemiológico.

Según el boletín, los datos acumulados hablan que desde la emisión de la alerta epidemiológica (octubre de 2019) hasta el viernes último, la cifra de casos sospechosos de dengue a nivel país asciende a unos 70.000, mientras que los casos confirmados en este mismo periodo llegan a 3.513.

Los epidemiólogos analizan también el caso de Misiones, departamento donde no hay casos confirmados de la enfermedad, aunque sí unos pocos casos febriles.

SAN IGNACIO, Misiones (Rafael Marcial Montiel, corresponsal). Centenares de chatarras de motos y vehículos, entre autos y camionetas, que son potenciales criaderos de mosquitos aedes, están apilonados en el patio de la Comisaría Tercera de San Ignacio, Misiones.

Unas 400 motocicletas y otras unidades de transporte en mal estado, muchos inservibles, se pudren en el patio de esta comisaría de la ciudad.

Las motos, automóviles y camionetas chatarras fueron a parar, desde hace años, a la dependencia policial como resultado de los accidentes de tránsito en el distrito. Los biciclos inservibles así como los rodados fueron colocados en un corralón en el predio de la Comisaría de San Ignacio.

En forma periódica, el personal policial tiene que acomodar y fumigar las chatarras que en los últimos meses se convirtieron en potenciales criaderos de mosquitos. “Estamos a la espera de que la empresa recicladora venga a retirar de aquí las motos y vehículos”, dijo el comisario Ovidio Larrea, jefe de la Comisaría Tercera de San Ignacio. Para el jefe policial es incómodo mantener en el local las motos destartaladas, así como otras unidades móviles.

Criaderos en Asunción

Según datos del Senepa, en la capital del país, de los 8.790 predios inspeccionados, 8.005 tenían criaderos de mosquitos. Mientras que, en Central, de los 21.945 predios visitados, en 20.702 se encontraron reservorios de agua con larvas. Con la fumigación, solo se elimina mosquitos adultos. Si persisten los criaderos, el vector sigue reproduciéndose.