);

El senador Sergio Godoy denunció que desde el centro del poder se los está espiando. Lo mismo había apuntado su colega, Antonio Ríos. Para ambos, el objetivo es  “caerle a Horacio Cartes”.

El abogado Raúl Silva, alto funcionario de Yacyretá, está sindicado como articulador del plan. En los últimos 10 días se habría reunido en ofi­cinas de la binacional y hasta en Mburuvicha Róga con al menos 4 fiscales y ex fiscales.

Silva habría mencionado que él mismo coordina y con­trola un grupo (no se aclaró si real o de Whatsapp) lla­mado “Los Pitbull”, que sería de los ministros integrantes del partido de Desirée Masi (PDP), actualmente princi­pales aliados del gobierno de Mario Abdo Benítez.

El objetivo se centra en “caerle a HC” y los agentes fiscales serían los verdugos encargados de las trampas jurídicas, según las fuertes filtraciones de esas reunio­nes. A cambio se habrían ofrecido sensibles cargos en el Gobierno y, pese a ciertos rechazos, todavía estarían detrás de agentes y ex agen­tes del Ministerio Público para sumarlos al esquema.

Además, el operativo apun­taría a controlar los pasos del entorno más cercano al ex presidente Horacio Cartes dentro del movi­miento Honor Colorado, así también de periodistas del Grupo Nación que criti­can las malas gestiones del Gobierno.

Los senadores manifesta­ron que las denuncias son serias, pues provienen de los propios convocados. “No es que supuestamente existen las denuncias y yo participé en una de las denuncias, donde clara­mente una de las personas a quien se le ofertó el cargo de inteligencia tenía como primer punto una persecu­ción a Horacio Cartes hasta meterlo en la cárcel”, había manifestado en entrevista el senador Barrios.

Además,  Godoy denunció pinchazos telefónicos. Sostuvo que, en su caso particular, cada vez que realiza o recibe llama­das, su teléfono registra molestosas interferencias.