);
El Poder Ejecutivo está trabajando sobre un plan en materia de seguridad, defensa e inteligencia que será enviado en los próximos días al Congreso. Demandará una inversión de USD 150 millones.

El proyecto apunta a la adquisición de más radares que puedan ayudar a controlar el espacio aéreo ante el ingreso de vuelos ilegales en el territorio.

La idea toma fuerza tras el operativo internacional que concluyó con la incautación de 16 toneladas de cocaína proveniente de Paraguay y desmantelada en Alemania.

Tras la reunión que mantuvo con el presidente Mario Abdo Benítez, en Palacio de Gobierno, el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio dijo que la necesidad de combatir al crimen transnacional es una necesidad que requiere de la acción del Gobierno porque afecta la imagen país.

“Ya veníamos hablando hace un tiempo sobre un plan y una respuesta en materia de seguridad y defensa e inteligencia que está siendo presentado al presidente. También será propuesto al Legislativo porque eso no va a ser un gasto sino una inversión”, aseveró.

Giuzzio sostuvo que Paraguay siga siendo considerado un país de tránsito de droga, tiene una imagen negativa.

“El hecho de que no tengamos radares que pueda detectar aviones que ingresen ilegalmente en territorio impacta en la aviación civil porque las empresas aerolíneas cuyas pólizas tienen, son mas caras. Eso impacta en el bolsillo del pasajero paraguayo porque es mas caro el pasaje en Paraguay que otro lugar”, argumentó.

Giuzzio dijo que la propuesta de inversión en las fuerzas públicas le gustaría presentar este mes.

“La estrategia abarcaría cielo, tierra y agua. La idea es que con la propuesta se puedan fortalecer todas las fuerzas públicas priorizando sus necesidades inmediatas”, argumentó el ministro.

El ministro del Interior sostuvo que así como la salud tiene su costo y demanda inversión, lo mismo requiere la seguridad pública. Esto se puede estimar en un pago dentro de un plazo de diez años.

“A ese tiempo es razonablemente digerible en base a nuestro presupuesto”, sostuvo el secretario de Estado.

Sobre la posibilidad de comprar aviones, Giuzzio dijo que ojalá llegásemos a eso en base al plan original. Sin embargo, los planes buscan viabilizar menores costos y rapidez.

“A nivel racional ese tipo de herramientas están muy cotizadas no solamente en precios sino requerimientos, el tiempo de entrega no son rápidos y van de dos a cuatro años”, sostuvo.

En el Congreso fue presentado, a finales del 2020, un proyecto de vigilancia y protección del espacio aéreo paraguayo. La misma otorga atribuciones a los pilotos de la Fuerza Aérea Paraguaya a identificar y hasta derribar aquellos vuelos ilegales.

Esta propuesta se encuentra a instancias de la Cámara de Diputados y se analizará tras el reinicio de las actividades legislativas.

Giuzzio dijo que es urgente contar con equipos y es fundamental apuntar a los controles humanos que son vulnerables. En ese sentido, reiteró que esa fue la iniciativa que primó para tomar la determinación de levantar los controles policiales en las rutas porque no hay resultados que se pueda demostrar incautaciones.

Esta disposición se tomó tras el caso de extorsión en la ruta en la zona de Torín, departamento de Caaguazú y que generó polémica.

videovigilancia. Una de las ideas lanzadas por el ministro del Interior es la posibilidad de impulsar el sistema de videovigilancia con el 911 de la Policía que pueda ayudar a generar resultados para identificar los hechos punibles (asaltos y robos) y no para visualizar solamente los accidentes en las rutas.

Plan en marcha
Radares El proyecto que elabora el Ejecutivo apunta a la compra de mas radares para el control del espacio aéreo y evitar ingreso ilegal de aviones.
Inversión. Gobierno estima que el plan demandará una inversión de USD 150 millones.
Videovigilancia Trabajo con el sistema 911 para potenciar el control de hechos punibles en la vía pública.
Tecnología Compra de equipos para la policía, militares, Senad para potenciar el control.