);

El ex candidato a titular del PLRA, Eduardo Nakayama opinó que existe una crisis de liderazgo en el Partido Liberal Radical Auténtico que es innegable.

“Definitivamente existe un divorcio de la institución y de la dirección partidaria con el resto de los representantes del partido. Eso es innegable y ya no se puede hablar tampoco de que existe una división medio equitativa entre una fuerza y otra”.

Además, dijo que esta situación dejó sin representación parlamentaria a la directiva del PLRA lo que es preocupante porque demuestra que no existe un criterio más o menos unificado para llevar adelante las políticas que el partido tiene.

“En síntesis, (hay) una crisis de liderazgo dentro del PLRA, y una pérdida total de mando por parte de Efraín Alegre”, aseveró.

Al ser consultado sobre cuáles son los motivos que habrían generado esta situación, indicó que fue porque Alegre se autoasignó como el próximo precandidato a Presidente para el 2023.

“Eso agitó las aguas internas dentro del PLRA puesto que no podemos empezar a pensar ni siquiera en el 2023, antes de tener una línea más o menos clara dentro del PLRA”, señaló.

Y, agregó que Alegre busca “puentear” a los demás liberales a través de la mesa de los Partidos de Oposición, la cual, sugirió, debe rearmarse. Mencionó que el directorio no se reúne para debatir, y utilizan la figura de un “Comité Político Ampliado”, que no está reconocida por el estatuto partidario, para imponer decisiones de un pequeño grupo del entorno de Alegre y no las decisiones institucionales. Apuntó que el entorno de Alegre lo integran el exsenador Luis Alberto Wagner, Rubén Ocampos Rivarola y el parlasuriano Nito Bogado Tatter.