);

El director de la Entidad Binacio­nal Yacyretá (EBY), benefició a funcionarios allegados con elevados aumentos en sus salarios.

Duarte Frutos siempre premia a quienes le son leales, mien­tras sigue copando la EBY con sus adherentes. Un centenar de adherentes, entre políticos, parientes de políticos, seccionaleros fue­ron ubicados en la entidad y sus ingresos cuestan cientos de millones al mes.

El ex diputado colorado Pablino Rodríguez Arias, quien ingresó a la entidad de la mano de Nicanor en agosto del 2018, es uno de los que registraron aumento de salario. De cobrar sueldo de G. 26 millones, sin contar bonificaciones, pasó a per­cibir más de G. 28 millones.

El aumento se dio en tiempo récord, pues en planilla de funcionarios de diciembre del 2018 ya figu­raba con su actual salario, tras apenas tres meses de su ingreso a la EBY.

El abogado Raúl Silva Busto, secretario del Comité Eje­cutivo de Yacyretá, tam­bién fue favorecido con una recategorización, y el sala­rio que tenía de G. 26 millo­nes subió a G. 28 millones. Con demás remuneracio­nes por presentismo, título, asignación familiar, etc. su ingreso mensual supera los G. 70 millones.

En su caso también el incre­mento de salario se dio al poco tiempo de haber ingre­sado a la entidad, en agosto del 2018. Para diciembre de ese año era premiado con el nuevo sueldo.

Asimismo, el secretario pri­vado del titular de la entidad, Ronald Rodríguez Olmedo, registró aumento de salario. Planillas del 2018 muestran que cobraba G. 15 millones, y en la actualidad, su sueldo es de más de G. 18 millones, en poco más de un año de su ingreso a la EBY.

El ingreso mensual del fun­cionario supera los G. 55 millones con las bonifica­ciones que percibe.

Otro que recibió un aumento es Rubén Flecha, que en pla­nillas de la EBY figura como auxiliar administrativo. Es el hermano del guardia de Nicanor. Su salario, sin tener en cuenta remuneraciones extra, pasó de G. 14 millones a más de G. 16 millones.

Algunos funcionarios inclu­sive cobran un plus por “dedicación”, como en el caso del hermano del guar­dia, Arnulfo Fretes, Alicia Fornerón, Arnaldo Fernán­dez, entre otros.

Además, Nicanor también ubicó a un familiar de su ex secretario privado en la presidencia Armín Diez Pérez Duarte, quien antes había sido dipu­tado. Al año incorporó a Armín Diez Pérez Curiel, familiar de su ex asistente.

Otro que ingresó a la enti­dad es el comisario en situa­ción de retiro Saturnino Antonio Gamarra Acosta, quien se postuló en las elec­ciones generales para sena­dor. Figura en nómina de funcionarios desde diciem­bre del 2018, con una remu­neración mensual de G. 20 millones sumando salario y bonificaciones.

Ramón “Papo” Echagüe González es otra cara nueva en la binacional donde ingresó en mayo de este año y percibe un salario de G. 8 millones, según planilla de funcionarios. Es un cono­cido seccionalero de la ciu­dad de Hernandarias.

Otra flamante funciona­ria de la entidad es Nicasia Maldonado Vda. de Solaeche, tía de Gloria Penayo Solae­che, esposa de Nicanor. La mujer fue incorporada en febrero de este año y tiene un ingreso mensual, entre salario y bonificaciones, de G. 23 millones.