);

Sin tener en cuenta la caída de la recaudación impositiva en unos US$ 230 millones y la recesión económica que golpea en el sector privado; el debate por el PGN2020 se está basando en pedidos de aumentos para salarios, creaciones de cargos, bonificaciones, gratificaciones, viáticos y otros gastos.

Por medio de su presidente Eugenio Jiménez Rolón, la Corte Suprema de Justicia logró que se apruebe su proyecto para aumentar sus salarios.

El mismo  asciende a más de G. 1,6 billones (US$ 264,3 millones), que implica un aumento de G. 258.208 millones (US$ 41,6 millones), equivalente a un 19% más que el presupuesto vigente. Sin embargo, si se compara con el proyecto de presupuesto remitido por el Ejecutivo el aumento representa G. 382.369 millones (US$ 61,6 millones), equivalente al 30,4%.

Rolón defendió los aumentos pretendidos de 20% para los más de 11.000 funcionarios, la creación de 507 cargos y el aumento de bonificaciones, gratificaciones, seguro médico y otros beneficios para el personal, argumentando que hace siete años que el personal no tiene un reajuste y que ir al supermercado resulta más caro ahora.