);

El Jefe de Estado advirtió que de no cumplirse con las medidas tomadas, volverá a “cerrar todo”.

El presidente Mario Abdo Benítez advirtió ayer que si no se respeta la cuarentena inteligente tomará la decisión de endurecer las medidas y volver a cerrar todo.

Deslizó que hay sectores que buscan que el presidente cometa un error para generar inestabilidad política al Gobierno. La acusación del mandatario saltó en medio de los serios cuestionamientos que surgen en torno a las supuestas compras sobrefacturadas de productos sanitarios en medio de la emergencia por la pandemia.

El jefe de Estado conversó con los medios luego de la inauguración de un puente sobre el río Ypane en San Pedro. Consideró que las decisiones que se tomaron fueron acercadas ya que no hay ni un paciente por Covid-19.

“Tenemos una curva de la propagación del virus bastante estrecha y horizontal con un crecimiento leve y eso demuestra la gran concienciación y que se decidieron las medidas correctas a tiempo”, expresó en conversación con periodistas locales de San Pedro.

Destacó la disciplina que tienen algunas personas que cumplen con el uso de tapabocas, respetando el distanciamiento físico.

Recordó que el lunes 4 empieza la cuarentena inteligente y la economía necesita un oxígeno. “Pedimos que para la semana que viene cuando empiece a aplicarse la cuarentena inteligente mantengamos los hábitos que deben ser permanentes”, sostuvo.

DUROS. Mario Abdo subrayó que espera que no sea la fuerza coercitiva del Estado la que garantice un buen proceso de respeto a la cuarentena inteligente. Pidió a la gente que respete los protocolos sanitarios a la hora de ir de compras, a las fábricas, a peluquerías, a talleres, etc.

Defendió una vez más la ayuda social y destacó que ya llegaron a dos millones y medio de paraguayos.

“Me dicen que hay que continuar y ser duros. Confío en el paraguayo y paraguaya en su capacidad de asumir con responsabilidad este gran sacrificio que estamos haciendo”, significó. Insistió en la necesidad de respetar y no relajar la cuarentena. “Sería muy triste que de aquí a 21 días no funcione la cuarentena inteligente y volvamos a tener que cerrar toda la actividad económica. Depende de nosotros y hagamos los pasos”, advirtió a la población.

Reconoció que hay mucha “ansiedad” por parte de los sectores económicos que criticaron las medidas asumidas para contener la crisis.