);

Iglesia y ciudadanos criticaron falta de  transparencia  y honestidad de la gestión de Gobierno actual. Además, piden mayor defensa de los intereses de Paraguay. Pese a los abucheos y los reclamos, el Primer Mandatario sostiene que la “Gente” confía en él.

“Dicen que al Presidente nadie le cree, pero yo creo que me creen; a pesar de que hay gente que trata de destruirme y desprestigiarme, hay gente que me cree. Eso es posible gracias a la bendición de Dios, pero la verdad se impone con el tiempo”, manifestó Abdo tras la homilía de Caacupé, donde el Mons. Ricardo Valenzuela le pidió mayor apuesta a la honestidad y al patriotismo para poder salir de la pobreza.

En la misma, el Primer Mandatario fue recibido por la multitud con abucheos y silbidos generalizados. “Sinvergüenza”, “Vende Patria”, “Bandido”, fueron algunos de los insultos que recibió.

Pero, a pesar del descontento general, el Jefe de Estado sostiene que la confianza está intacta. “Es mejor irse decepcionado a que irse engañado”, sostuvo. Y, agregó: “No estamos aquí para engañar a nadie, ni para manipular a nadie (…) tenemos compromisos múltiples y lastimosamente hay que ir seleccionando proyecto por proyecto”.

En relación a los cuestionamientos sobre la corrupción de la justicia, Abdo se desligó por completo: “Es una obligación de ellos (Poder Judicial) y de todos mejorar la Justicia”.

El domingo pasado, durante la misa central de Caacupé el obispo Ricardo Valenzuela hizo hincapié en los hechos de corrupción que salpican a la clase política, y pidió terminar con los acomodos en Instituciones Estatales: “Basta de poner cuates que no tienen ninguna preparación”. Además, el religioso hizo hincapié en “defender los intereses de los Paraguayos” ante todo; y pidió especial cuidado con la renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú 2023.