);

El Ministerio de Hacienda comenzó a estudiar el mecanismo que implementará el Gobierno para poner en marcha la ley que exige el uso de los fondos socioambientales para atender la urgencia de salud por el Covid-19.

El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, explicó que comenzaron a discutir con las autoridades de la Entidad Binacional Itaipú y de Yacyretá para identificar cuáles son los recursos comprometidos y los que se disponen para destinar al sector sanitario.

Destacó que hubo un avance importante al incorporar dentro del plan anual los gastos socioambientales de las entidades.

“Claramente, todos los recursos que sean destinados a la compra de insumos, bienes o construcciones para las entidades del Estado, queremos que se ejecuten a través del presupuesto, con el fin de tener mayores posibilidades de financiamiento, alivianar el peso al Fisco y también tener un mayor control de los recursos dentro de las entidades del Estado”, significó Llamosas en declaraciones a la 1080 AM.

Hasta el momento, las principales autoridades de la entidad argumentaron que no se dispone de la totalidad de los recursos presupuestados anualmente para los gastos socioambientales. Inclusive empezaron a advertir sobre el peligro que correrá el programa de becas para universitarios, administrados por Becal. Al igual que los fondos destinados para Tesãi, que atiende las necesidades en la zona del Alto Paraná.

El director paraguayo de Itaipú, Manuel María Cáceres, dijo que hay un saldo de USD 2 millones. El resto, USD 74 millones, está comprometido y ejecutado, USD 15 millones.

Hay un fondo de USD 30 millones, proveniente de la decisión de suspender la licitación de la construcción del puente en Carmelo Peralta.

Por su parte, Yacyretá informó que tendrían hasta USD 2 millones mensuales para la compra de medicamentos.