El presidente de Petropar, Denis Lichi, valoró el impacto que tendrá la ley sancionada este miércoles por la Cámara de Diputados, que permitirá comprar combustible sin intermediarios. Aclaró que no se descartará el proceso licitatorio ni implicará una disminución de precios de manera inmediata.

“Esta ley habla de que se le exceptúa a cualquier empresa física o jurídica que quiere proveer combustible a Petropar a no presentar la declaración jurada. Eso es lo único que dice esta ley”, señaló a la 1080 AM. Explicó que al hablar de compras directas no significará que se eliminarán los procesos licitatorios. “Esos no se van a eliminar con esta ley. Esto lo que va a permitir es que tengamos mayor oferente”, puntualizó.

Afirmó que en ningún país del mundo actualmente se exigen las declaraciones juradas de bienes a las empresas proveedoras de hidrocarburo. “Las empresas internacionales que venden combustible cada vez que llamaban o nosotros les llamábamos para ver si podrían ofertarnos, cuando le pasábamos esa exigencia nos decían: eso no se pide en ninguna parte del mundo”, comentó. “Nadie pide que un jeque árabe que tiene una refinería o que sea propietario de una empresa comercializadora de hidrocarburo que tenga hacer su declaración jurada de bienes”, añadió.

El titular de la petrolera estatal aclaró que en el lapso de 40 a 50 días no se reducirán los precios del combustible, por todo el proceso que implica la compra. “Vamos a calcular que en 20 días podemos conseguir un oferente interesante. Ahí vamos a comenzar a hacer la licitación, eso te lleva 10 a 12 días. Después se adjudica, se firma el contrato, se hace el pedido y a partir de ahí en 40 días llega el combustible”, indicó.

La Cámara de Diputados sancionó este miércoles el proyecto de ley “por el cual se exceptúa a toda persona jurídica dedicada a la comercialización de hidrocarburos para la provisión de los combustibles y biocombustibles del cumplimiento de las disposiciones previstas en las leyes Nº 2051/2003 y Nº 6.355/2019 y sus modificatorias”. La propuesta pasa ahora al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto.

Durante un extenso debate y con la exposición de varias posturas de los legisladores de los diferentes sectores de la Cámara Baja, finalmente el proyecto fue aprobado por una amplia mayoría sin modificaciones. Esta iniciativa permitirá la compra directa de combustibles sin intermediarios a Petróleos Paraguayos (Petropar) con el objetivo de abaratar el precio del producto al consumidor final.