Diversas agendas que sondean los comi­cios a realizarse el domingo 18 de diciembre esta­blecen distancias que ya son virtualmente inalcanzables y que pronostican una victo­ria para el candidato Santiago Peña de Honor Colorado.

Según los datos conoci­dos esta semana de sec­tores políticos que nor­malmente no revelan sus números, tanto en el ofi­cialismo como en la vereda de enfrente se ratifican los números hechos públicos y que plantean que Santiago Peña llega incluso a 50 pun­tos del total de las preferen­cias del electorado.

Pocas veces se ha visto una distancia tan osten­sible en favor de un refe­rente y en un tiempo tan sostenido, tanto es así que varios medios que se opo­nen a Peña optaron por no publicar encuestas ya hace tiempo, afirma el politólogo y columnista Felipe Goroso.

Goroso expresó que el ofi­cialismo no tiene tiempo para remontar por un lado y, por otro, no tiene argu­mentos para sustentar una remontada por la ausencia de gestión guberna­mental de Abdo Benítez y su alto rechazo. “Todos saben que Wiens es Abdo y que son socios, por lo tanto pertenecer al oficialismo no le agrega votos sino le resta”, explicó el analista.

Para el mismo la propia pos­tulación del vicepresidente Hugo Velázquez tenía más potencial de cosecha de adhesiones en sectores duros de la ANR que Wiens.

COINCIDENCIA

Durante un reciente pro­grama de televisión, varios panelistas que se ocupan de gestionar encuestas coinci­dieron en que Peña tiene ven­tajas no solo para las eleccio­nes internas, sino también para las nacionales.

NERVIOSISMO

Para el analista, consultado sobre el nerviosismo del Pre­sidente en los últimos días, tiene directa relación con los números que se le acer­can y arrojan una lapidaria ventaja de Peña, lo cual tam­bién se observa en el rubro de las elecciones por la Junta de Gobierno que libran Horacio Cartes y Mario Abdo.