El economista Carlos Fernández Valdovi­nos rechazó las desig­naciones políticas realizadas por el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, en el directorio del Banco Central del Para­guay (BCP). Argumentó que con las nuevas designaciones se corre el riesgo de contar con una política monetaria que no se ajuste a las necesidades del Paraguay al copar el esta­mento con personas de una sola línea visionaria.

“El Banco Central es un cole­giado, por lo general son 5 personas, el presidente del directorio y sus 4 miembros, donde se deben tener diferen­tes visiones; en mi criterio, no deberían ser solo funciona­rios del banco, pero tampoco se puede ir al otro extremo donde no exista nadie que no sea funcionario de carrera del banco”, indicó en el pro­grama “Así son las cosas”, emitido por la radio Universo 970 AM/Nación Media.

“Lo que se perdió desafortu­nadamente con este gobierno es el hecho de tener una com­binación de visiones, ninguno de los integrantes, a excepción de José Cantero, salió del riñón del Banco Central, esta es una debilidad fuerte”, expresó.

AMIGA DEL MANDATARIO

Sustentó sus declaraciones al señalar que un funcionario de carrera del BCP, por sus cono­cimientos, tiene la ventaja de conocer la estructura del banco y facilitar el manejo del capital humano en comparación con personas externas a la institu­ción, tal como sucede actual­mente con el copamiento de ex empleados del Ministerio de Hacienda. “No sé por qué a partir del 2018 pareciera ser que se acabaron esos recursos y no hay nadie que sea lo sufi­cientemente bueno para for­mar parte de ese directorio”, agregó.

Las declaraciones del ex pre­sidente del BCP surgen ante el reciente nombramiento de Carmen Marín, amiga del mandatario, ex funcionaria de Hacienda, que venía desempe­ñándose como ministra de la Unidad de Gestión de la Presi­dencia de la República.­