La filtración de conversaciones entre el exministro de Justicia Édgar Olmedo y la excoordinadora penitenciaria Ana Dina Coronel respecto a información del paradero de dos de los secuestrados por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) continúa demostrando que no eran pocas las personas que tenían esta información y prefirieron descartarla como inclusive el actual ministro de Justicia, Daniel Benítez.

Ante la serie de manifestaciones y comunicados tanto de las familias de secuestrados como de diferentes instituciones civiles, el líder liberal y actual candidato a senador Dionisio Amarilla, en comunicación con la 650 AM, recalcó la manera desprolija con la que se manejó una información tan clave y sensible.

Amarilla también hizo fuerte hincapié en el dolor que significó esto para todos los paraguayos que buscan confiar en la Justicia. “Esto demuestra una mala improvisación de parte del Ejecutivo. Nos hace mucho daño como República, como seres humanos y preocupa de sobremanera el silencio de Marito”, sostuvo.

Podés leer: Ministro de Justicia admite trato privilegiado a Villalba y tras escándalo volverá al viejo régimen

El líder liberal criticó además el actuar de Olmedo, quien evitó que la información corra por los canales oficiales y que el dato con el que contaba pueda ser corroborado por los investigadores antes de decidir descartar o no algo así. También evaluó la manera en que las familias de los dos secuestrados se enteraron del hecho.

“Deberían haber activado todas las alarmas que suponemos se deben tener en un gobierno serio”, sostuvo Amarilla haciendo un fuerte hincapié en la incapacidad de los estamentos de seguridad ante una situación que podría ayudar a dar con el paradero de los hasta hoy secuestrados.