El aspirante presidencial por el movimiento Honor Colorado (HC), Santiago Peña, destacó este lunes que los ataques políticos y mediáticos que están recibiendo por parte del oficialismo gubernamental no afectan en lo más mínimo a la campaña electoral que llevan adelante con miras a las internas partidarias del 18 de diciembre próximo.

El exministro de Hacienda se refirió específicamente a las filtraciones a través de algunos medios de prensa de un informe confidencial de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), cuya divulgación está prohibida por ley, y sobre la publicación de los datos y detalles financieros personales y privados del extitular de la cartera económica.

Reiteró que con esas estrategias mediáticas se busca desacreditar su figura y la del líder de Honor Colorado y candidato a la presidencia de la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional Republicana (ANR), el exmandatario Horacio Cartes.

Lea más: Lea Giménez a Amarilla: “Cuando incrementabas tu patrimonio, yo limpiaba la universidad”

“Es un capítulo más de una larga trama que lleva ya varios años, que busca sacarle de competencia a dos actores políticos que hoy corren con una amplia preferencia en todas las intenciones de votos. Lo que agrega este nuevo capítulo es que han ido un poco más allá y ya están utilizando a instituciones encargadas de la represión del crimen con un objetivo claramente electoral”, recriminó Peña.

Polarización política y empresarial-mediática

No obstante, y como ya lo había afirmado en ocasiones anteriores, Santiago Peña, a quien el diputado Pedro Alliana acompaña como compañero de fórmula presidencial para el 2023, aseguró que esos ataques no les debilitan, sino que, por el contrario, les impulsa a seguir trabajando con más fuerza para llevar a la gente el mensaje de un proyecto que busca un país en donde todos los paraguayos puedan estar mejor.

El exministro de Hacienda reiteró que esas persecuciones provienen del propio Poder Ejecutivo, desde donde impulsan la precandidatura presidencial del movimiento oficialista Fuerza Republicana (Ex Colorado Añetete), el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y la intención del propio jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, de competir por la titularidad de la Junta de Gobierno del Partido Colorado.

“No afecta en lo más mínimo, creo que estamos viviendo una polarización política con una polarización también empresarial-mediática, todo esto es parte de una manipulación por parte del mismo Palacio de Gobierno, de atacar a actores políticos a los cuales ellos no pueden enfrentar por medio de los votos”, agregó Santiago Peña en declaraciones a la radio 780 AM.