Unas 900 familias se encuentran perjudicadas por un nuevo caso de persecución política por parte del oficialismo colorado hacia el intendente de Tavaí, departamento de Caazapá.

En el marco de la construcción de la ruta PY 18, obra financiada a través de aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Obras Públicas se había comprometido a la entrega de un tractor agrícola para productores del distrito de Tavaí, departamento de Caazapá.

De aquella promesa ya pasaron varios meses sin que pueda cumplirse la entrega de la maquinaria en beneficio de unas 900 familias de productores. Según denuncia  del intendente de la localidad, Miguel Bogado, lo acordado se encuentra parado por cuestiones políticas.

El jefe comunal detalló que la construcción de la ruta contempla recursos de G. 3.500 millones para la asistencia de productores de la zona que se ven directamente afectados por las obras viales. Sin embargo, considera que el desentendimiento del Gobierno obedece a que el mismo forma parte del movimiento Honor Colorado.

La promesa incumplida del Gobierno, obligó a los productores a realizar una manifestación en los últimos días, sin que hasta el momento se obtengan respuestas.