El diputado colorado añetete Juan Carlos Ozorio, quien ayer presentó su renuncia a la Cámara Baja por estar vinculado con narcotraficante brasilero; fue detenido y procesado.

 

El ex diputado oficialista Juan Carlos Ozorio, quien ayer presentó su renuncia a la Cámara Baja tras darse a conocer audios donde lo vinculan con narcotraficante brasilero; fue detenido y proceso.

Tras declarar en sede del Ministerio Público, el ex parlamentario fue llevado hasta la base de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) esposado; donde pasó la noche.

Imputación: el fiscal Antidrogas Marcos Alcaraz explicó la imputación contra Ozorio es por por los presuntos hechos de asociación criminal, tráfico de drogas y lavado de dinero, tras ser detenido en el marco del Operativo A Ultranza Py.

“El Ministerio Público cuenta con elementos de convicción que surgen de la causa Ultranza y nos posibilitan atribuirle conductas que tienen que ver con el 42, 44 y 21 de la Ley de drogas, es decir asociación criminal, tráfico y lavado”, dijo Alcaraz

Renuncia:“El estrés que genera es lo que me lleva a tomar esta deci­sión”, anunció ayer el legis­lador ante la prensa en el Con­greso Nacional. La renuncia se da ante una presión política de varias bancadas, incluso de la que pertenece, Fuerza Republicana (ex Añetete), que le advertían que si no renun­ciaba, presentaban el pedido de pérdida de investidura. Ozorio aparece en imágenes junto a Hugo Velázquez, pre­candidato del movimiento oficialista y al pastor José Ins­frán, prófugo del operativo A Ultranza Py y pieza clave en la estructura criminal que está siendo desbaratada.

El ahora ex diputado consi­dera que todo este problema se inició porque no apareció el pastor José Insfrán, cuya iglesia de Avivamiento fre­cuentaba el legislador y que ahora se encuentra prófugo.

“Está salpicando a todos los que me rodean”, dijo.

Amigo de Insfrán: Consultado si el fundador de la iglesia Avivamiento de Curuguaty aportó a su cam­paña, el diputado y presidente de la cooperativa San Cristó­bal dijo: “Sí, me sostenían con oraciones, daban mucha fuerza, se oraba bastante”. Ozorio e Insfrán realizaron varios viajes a Colombia en el 2021, y en noviembre de ese año trajeron al pastor colom­biano Ricardo Rodríguez para un congreso en Curuguaty.