Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro finalmente irán a una segunda vuelta, prevista para el próximo 30 de octubre, luego de que ninguno haya alcanzado el 50% de los votos en las presidenciales en Brasil.

En la noche de este domingo se tuvieron los resultados finales de la votación en Brasil, donde más de 150 millones de ciudadanos estuvieron convocados para acudir a las urnas para elegir a su nuevo presidente.

Con un 48% del total de votos, el expresidente Lula da Silva se impuso como el candidato con mayor cantidad de votos, superando por 4 puntos al actual mandatario Jair Bolsonaro que logró sumar el 43% de votos.

El recuento final otorga más de 56 millones de votos a favor del líder del Partido de los Trabajadores (PT), por encima de los 50 millones obtenidos por el jefe de Estado que representa al Partido Liberal.

 

Teniendo en cuenta que Lula no obtuvo el 50% de los votos necesarios para proclamarse como ganador en esta primera vuelta, finalmente se deberá realizar un ballotage entre él y Jair Bolsonaro, al ser los dos candidatos más votados.

La segunda vuelta presidencial en Brasil está fijada para el próximo 30 de octubre. En la ocasión, los brasileños volverán a ser convocados para sufragar, a fin de elegir al nuevo presidente que regirá el país carioca durante los próximos cuatro años.

Las elecciones presidenciales de este año son consideradas como las más polarizadas desde el retorno de la democracia en 1985, caracterizándose por un clima de crispación entre Lula y Bolsonaro, una disputa que se extendió a sus seguidores, con algunos casos de ataques y muertes motivadas por discusiones políticas.