Los grupos que conforman gran parte del universo opositor sellarán este domingo la concertación de cara al 2023. Y lo harán con la incertidumbre del Frente Guasú, que aún no decidió si se acopla o no al bloque, o si irá por su lado a la compulsa.

El titular del PRF y uno de los articuladores del proyecto de unidad opositora, Guillermo Ferreiro, señaló que sería “un gran error” del Frente Guazú, no aceptar ir a la concertación.

El mismo dijo que la ya tradicional postura vacilante del senador Fernando Lugo, para decidir un posicionamiento, forma parte de la tendencia que exhibió el ex obispo en los últimos tiempos.

“A veces (vacilación de Lugo) fue una solución, a veces le perjudica. En este caso creo que equivocaron el camino, están cometiendo un error” , calificó Ferreiro, al ser abordado sobre la indefinición que aún exhiben los frentistas.

El titular febrerista manifestó, sin embargo, que su percepción es que los luguistas subirán al proyecto concertación, para enfrentar con un candidato unificado a la ANR.

En ámbitos de la oposición, la vacilante actitud del grupo liderado por Lugo, tendría como trasfondo la intención de “acuerdos programáticos” con fuerte contenido ideológico.

Aceptar la concertación a cambio de favores a futuro, sería la carta en la manga de los luguistas, sostienen sectores de oposición.

CHILAVERT

En relación a José Luis Chilavert, Ferreiro respondió que el mismo en ningún momento dio señales de acercamiento al arco opositor, por lo que se deduce que irá solo a las presidenciales.

“Se ha invitado a todos los partidos, él (Chilavert) nunca manifestó intención de venir, el tiene la intención de ir solo”, acotó.

Tanto ex jugador de la Selección, como el ex obispo, preocupan a opositores, por el lado de la torta electoral que podrían atrapar y que sería a costa de electores de la oposición.