El presidente Mario Abdo Benítez ejercerá en simultáneo la titularidad temporal de dos bloques regionales. Por un lado, desde el 17 de diciembre de 2021 preside el Mercosur y desde la fecha también estará al frente del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

En su intervención, el mandatario lamentó no poder estar personalmente, al explicar que ello se debe a que por indicación de las autoridades sanitarias canceló su presencia en el cónclave. Seguidamente habló de la importancia del Foro como “garantía de equilibrio que necesita la región”.

Te puede interesar: Abogado de Cartes ataca incongruencias e incompetencia jurisdiccional en la denuncia de Giuzzio

“Asumir la presidencia es un gran desafío sobre todo por los momentos que estamos viviendo en la región. Porque Prosur es la plataforma que a través del diálogo y la cooperación entre los Estados se puede garantizar mayores apoyos en nuestras naciones”, dijo.

“El debate ideológico es obsoleto”

Explicó que la meta será lograr compaginar los intereses de las ocho naciones integrantes en acciones concretas que traigan resultados a los países. “La democracia en nuestros países no puede ser un cascarón vacío, debe convertirse en un instrumento para que cada uno de nuestros ciudadanos sienta los beneficios de vivir en Estados donde se respeten las libertades individuales, la libertad de expresión y de pensamiento”, significó.

Igualmente, Abdo Benítez resaltó la necesidad de avanzar hacia el desarrollo inclusivo, “y se mantenga viva la esperanza de poder vivir en un ambiente de paz y solidaridad”. También enfatizó: “Ninguno de los jefes de Estado que participamos de esta Cumbre de Prosur puede ser acusado de no respetar estos principios democráticos”.

Por último, mencionó que la integración regional es imprescindible al señalar que ”en estos tiempos hemos aprendido que no hay fronteras que dividan los problemas que nos atañen a todos”. En la conclusión de su mensaje, dijo: “Hay una gran demanda por parte de nuestras poblaciones de soluciones claras, efectivas y coordinadas. El debate ideológico es obsoleto, hoy el mundo y la región necesita de líderes con creatividad que puedan solucionar los problemas de nuestra gente”.