El senador liberal Eusebio Ramón Ayala señaló que es “una vergüenza” el millonario llamado de Petropar en medio de una campaña electoral. El senador Enrique Riera fue más duro y calificó de “desangramiento” el astronómico presupuesto previsto, y adelantó que este jueves pedirá que se cancele.

La licitación de la petro­lera estatal, Petropar, para contrataciones masivas de personal terceri­zado generó cuestionamien­tos de la ciudadanía y la clase política que no es oficialista. El senador Eusebio Ramón Ayala calificó de “una ver­güenza” que la empresa esta­tal realice dicho llamado a licitación en plena cam­paña electoral, donde tanto el titular de Petropar, Denis Lichi, como sus aliados polí­ticos del movimiento oficia­lista Fuerza Republicana (ex Colorado Añetete) son can­didatos para las elecciones partidarias de diciembre próximo con miras al 2023.

Por su parte, el senador Enri­que Riera, al ser preguntado sobre la licitación de la petro­lera, contestó: “Voy a volver a presentar un pedido este jueves para suspender esta nueva licitación, que quiere tercerizar la contratación por miles de millones de guara­níes justo en el momento en el que el combustible pega un salto en su precio. Vamos a parar este desangramiento y esperamos que el presidente de Petropar se digne a renun­ciar a su cargo. Mientras sea un candidato, por lo menos, porque ya no es algo ético únicamente, sino que está poniendo en riesgo el costo y el funcionamiento de una empresa estatal y con un pro­ducto estratégico como es el combustible”.

Vale aclarar que, mediante este nuevo llamado, Petropar busca contratar una “firma especializada para el apoyo en la gestión de recursos huma­nos temporales” para el cual se prevé un presupuesto de G. 48.600 millones, esto, pese a que la convocante ya cuenta con un contrato con la empresa Dynamus con el mismo pro­pósito vigente hasta junio del 2023.

Sin embargo, el monto real de la licitación de carácter plurianual, es decir por dos años, es de G. 85.733 millo­nes, según los precios de 5 empresas consultadas. Como la cifra es sideral, Petropar llama por G. 48.600 millo­nes, presupuesto que estima cubrirá hasta diciembre próximo; es decir, ajustado al tiempo electoral. “Se veri­fica que el monto indicado en el documento de plurianua­lidad no cubre el monto total estimado. Se solicita remitir el documento con la dispo­nibilidad requerida”, fue la observación que dejó asen­tada al respecto la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

Según Petropar, “el proceso está previsto como contrato abierto, por tanto, si bien se prevé un monto máximo, este no es una obligación”.

Hay que recordar que hace apenas dos semanas, el 9 de junio pasado, en la Cámara de Senadores se frenaban tres licitaciones con las que Lichi buscaba reabrir el caudal de dinero público en concepto de una compra de regalos empre­sariales para “promoción de la marca”, la contratación de asesores que estudien el mer­cado del gas natural e incluso para la producción, comercia­lización y distribución de una marca de lubricantes.

En la ocasión, el senador Ayala sostuvo que casi todas las ins­tituciones están en ese acele­rado plan de licitar todo, en los últimos meses que le lleva a este gobierno. Por su parte, el senador Kemper, dentro de su solicitud de resolución, men­cionaba que “creo que todos coincidimos, como represen­tantes debemos velar por la misión de mejorar los gastos del Estado, evitando los que sean innecesarios, pero por sobre todo cuidando el aporte de los contribuyentes”.

REDES SOCIALES

Todo esto suma para que los internautas expresen su furia a través de las redes sociales. “Contratan planilleros en Petropar. ¿Por necesidad? Obvio que no, consiguen votos con puestos innecesarios más que con propuestas. Estrate­gia de Mario Abdo”, señala una internauta a través de su cuenta de Twitter.

“Si trabajan a pérdida y hay crisis del combustible, ¿cómo hacen para abrir todos los días más estaciones de servicios?, en menos de 3 cuadras se van a habilitar 3 estaciones de servi­cios más! CORRUPTOS”, decía otro tuitero, haciendo referencia a que en medio de la cons­tante suba en el precio del com­bustible la estatal anuncia con bombos y platillos la habilita­ción de más y más estaciones de servicios en “cada rincón del país”.

El senador Riera también fue otra de las personas que tuitea­ron sobre el tema. “Ya paramos tres licitaciones truchas (1.500 millones para objetos promo­cionales, 6.000 millones para ‘consultorías’ y 20% ganan­cias para vender lubricantes con el nombre de Petropar), pero este señor es incurable. Vamos a volver a solicitar que pare este inmoral desangra­miento!”, publicó el senador en su cuenta de Twitter.

El senador Riera y otros internautas se expresaron a través de Twitter.
El senador Riera y otros internautas se expresaron a través de Twitter.

DNCP ADVIRTIÓ SOBRE IRREGULARIDADES EN LA LICITACIÓN

El director nacional de Contra­taciones Públicas, Pablo Seitz, en comunicación con Universo 970 AM/Nación Media, se refi­rió al llamado a licitación de Petropar y mencionó que advir­tió al presidente de Petropar, Denis Lichi, que el llamado para la contratación de personal ter­cerizado tenía irregularidades llamativas.

“En su momento realizamos una observación a Petropar res­pecto a la parte presupuesta­ria del llamado a licitación para contratar personal tercerizado; esto debido a cómo estaba planteada la contratación de personal en cuanto a valores. En este caso, la contratación se hacía bajo la modalidad de con­trato abierto y plurianual, por lo que abarcaba más de un ejerci­cio fiscal”, relató Seitz.

Estas irregularidades se deben a que en un principio la petro­lera, a cargo de Denis Lichi, había solicitado un monto mayor al que tenía disponible para realizar el llamado, por lo que se tuvo que bajar para que la licitación pueda ser publi­cada. Sin embargo, el monto publicado es casi la mitad del tope requerido para llevar a cabo los objetivos del llamado, al menos según los costos de referencia que brindaron para el caso cinco empresas.

SEPA MÁS

CRECIMIENTO DESMEDIDO

Wiliam Wilka, director de Gabinete de Petropar, explicó que la empresa creció más de lo esperado y es por eso que solicitan el apoyo de otra empresa especializada en contratación de personal temporal.

Si bien la petrolera tiene vigente un contrato de G. 36.600 millones para el mismo fin, en él contemplaba la contratación de 300 personas; con el nuevo llamado la convocante busca contratar a 500 trabajadores entre los cuales también se incluyen los que ya se encuentran trabajando en la misma empresa; es decir, que serán desvinculados y vueltos a contratar si la estatal así lo requiere.

Entre los puestos que se estarán solicitando se pueden citar operadores de call center, playeros, encargados de turno y hasta personal administrativo. Según Wilka, en cada estación de servicios se requieren al rededor de 20 personas para su funcionamiento.