Karina Elizabeth Mazacotte Widmer figura como funcionaria permanente de la Cámara de Diputados, comisionada a la Gobernación de Central.

Los fiscales de la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción Rodrigo Estigarribia, Francisco Cabrera, Luis Said y Diego Arizmendi imputaron a la mujer, de profesión contadora, por lesión de confianza, asociación criminal y declaración falsa.

Para los investigadores, la mujer, que se desempeñaba como funcionaria del Departamento de Control Interno, sería cómplice de esos hechos.

Según las investigaciones, Mazacotte Widmer, entre agosto del 2020 y mayo del 2021, habría ordenado el pago a funcionarios mediante transferencias y les solicitó que las facturas salgan a nombre de la Fundación Centro Integral de Apoyo Profesional, así como de otras oenegés con las que operaba la Gobernación.

Las facturas emitidas por los funcionarios de la Gobernación habrían sido utilizadas posteriormente para justificar los desembolsos de los fondos de emergencia para la reactivación económica por el Covid-19.