Se dio de manera oficial la habilitación del comando de vigilancia y de transmisión de resultados del movimiento Honor Colorado en las instalaciones de su puesto de comando, con la presencia de los apoderados generales Eduardo González, Magnolia Mendoza y Julio Mallorquín, además de todo el equipo humano de control y fiscalización que estará trabajando antes durante y después de las elecciones del 18 de diciembre.

El Dr. Eduardo González, apoderado general, explicó que el sistema tecnológico con el que se contará es una apuesta más al control y transparencia en los procesos electorales para resguardar la voluntad del pueblo colorado. “Sabemos perfectamente contra quiénes estamos compitiendo y no tenemos miedo, pero sí queremos precautelar el proceso de votación”, expresó.

González destacó que en los procesos electorales el control debe ser recíproco, y que en este caso el movimiento Honor Colorado ha apostado por contar con una estructura organizada que se encargue del monitoreo en tiempo real del flujo de votantes y actividad partidaria; por otro lado, destacó que este es el primer centro de control en la historia de las elecciones internas coloradas, y cuenta con sistema de conteo y escrutinio en tiempo real.

Por su parte, la Dra. Magnolia Mendoza señalo que este espacio, que desde mañana estará activando ya en los procesos previos a las elecciones, es clave para sentar un precedente de control y cuidado hacia los electores “El voto es secreto, pero el escrutinio es público y queremos cuidar cada detalle para que sea una jornada de elecciones exitosa”, sentenció.

Durante la conferencia de prensa también se informó que en toda la estructura de control se encontraran trabajando en total 39.478 personas, contando con un total de 126 apoderados departamentales, 6 por departamento, 1.632 apoderados distritales, 1.984 apoderados de local de votación.

En cuanto a miembros de mesas, se contará con 17.680 personas abocadas a esta labor, 7.072 veedores de mesas y 1.004 delegados electorales. En cuanto a los técnicos encargados de las transmisiones de resultados, se cuenta con 7.072, uno por mesa habilitada; 1.414 supervisores de las transmisiones de resultados, 992 supervisores de locales de votación y 18 informáticos departamentales, uno por departamento.

Por su parte, la Dra. Magnolia Mendoza señaló que este espacio que desde mañana estará activando ya en los procesos previos a las elecciones es clave para sentar un precedente de control y cuidado hacia los electores. “El voto es secreto, pero el escrutinio es público y queremos cuidar cada detalle para que sea una jornada de elecciones exitosa”, sentenció.