El abogado Óscar Tuma, quien representa a la diputada Cristina Villalba en la querella en contra de su colega Celeste Amarilla, sostuvo que el ataque de la legisladora liberal contra el juez de Sentencia Darío Báez, quien remitió los antecedentes a la Cámara de Diputados y dejó a criterio de la Cámara el desafuero de la misma, es con el objetivo de recusar al juez en el caso.

En este sentido, mencionó que Amarilla estaría recusando a Báez o en todo caso que el mismo se aparte de la causa por las presiones a través de los ataques y denigración por parte de la legisladora.

“Denigró y agredió para recusar al juez (…). El juez, cuando toma conocimiento de una situación como esta, de un posible hecho punible contra un senador, lo que hace es poner a conocimiento de la Cámara los antecedentes para que la Cámara decida con un voto político el desafuero o no de ese parlamentario. El juez obró de forma correcta”, manifestó el letrado en comunicación con el programa “A punto”, emitido por canal GEN – Nación Media.

Leé también: Mario Abdo recuerda el 31M: “Simboliza la lucha por nuestra democracia”

En este sentido, Tuma defendió que el juez de Sentencia obró de manera correcta, teniendo en cuenta que en todos los procesos similares contra legisladores se da el mismo proceso, la comunicación del caso y el desafuero del parlamentario denunciado, como es en esta situación la diputada Celeste Amarilla. “Este es el procedimiento que establece la constitución en estos casos y no es la primera vez que se obra de la misma manera. Existen otros casos posteriores”, sentenció.

Asimismo, indicó que este mismo procedimiento se realizó cuando Amarilla querelló al entonces senador Víctor Bogado en el 2018 y en ese momento la misma celebró la actuación del juez de esa causa, pero al revertirse el caso, la diputada cuestiona esta acción.

“En aquel entonces porque él (Bogado) presentó una denuncia, ni siquiera manifestó en el pleno, presentó una denuncia donde acusaba al fallecido marido de la diputada de algunas situaciones irregulares, y ella lo querelló y el juez obró de la misma manera que hoy se obra con ella. O sea, en el 2018 ella estaba contenta y feliz, y ahora está triste, no es así. Evidentemente acá se obró de manera correcta y el juez el procedimiento que hizo, lo hizo en forma correcta”, afirmó Tuma.

Por otra parte, el abogado mencionó que Amarilla se ratificó en sus denuncias en diferentes medios de comunicación contra su colega, la diputada Cristina Villalba, lo que dio hincapié a ampliar esta querella.

“Lo que ocurrió ayer a nosotros nos dio pie para ampliar la querella porque la diputada devuelta a través de diferentes medios de comunicación se ratificó en lo manifestado en contra de mi defendida y amplió diciendo que Cristina Villalba no la iba a querellar, que es narco. Cristina no la quiere callar, acá el problema de ella es con su actitud, con su prepotencia, en contra de mi mandante”, sostuvo.