El secretario general del Sindicato de Profesionales del IPS (Sipradips), Sergio Lovera Cañete, aguarda que la Fiscalía lo convoque para testificar en el marco de la investigación fiscal, por la denuncia que presentó contra el presidente del Instituto de Previsión Social, Vicente Bataglia, al pleno del Consejo de Administración y a la Dirección del Servicio Administrativo y los gerentes de la previsional por supuestamente amañar las licitaciones y sobrefacturar contrataciones.

En comunicación con La Nación /Nación Media, Lovera Cañete explicó que en el 2021, el titular de la previsional había adjudicado servicio de limpieza y seguridad privada. En lo que respecta a servicio de limpieza, señaló que se había adjudicado por valor de 73.000 millones de guaraníes, con una disponibilidad presupuestaria que solo alcanzaba a 19.000 millones de guaraníes. Mencionó que esto le llevó a declarar deuda flotante 54.000 mil millones de guaraníes, es decir, que la deuda flotante se podía pagar en el siguiente ejercicio fiscal.

Le puede interesar: Denuncian que titular de Copaco utiliza fondos para “publinotas” dejando de lado el pago de salarios

“Pero pasar esa deuda flotante al siguiente periodo fiscal es lícito solamente hasta un 20% de la disponibilidad presupuestaria pertinente, es decir el 20% de los 19.000 millones de guaraníes, solamente puede pasar, no el 75% como ellos hicieron, que hace los 54.000 millones de guaraníes. Entonces, ahora estamos justamente en este problema, no hay plata para medicamentos porque ellos ya comprometieron el siguiente ejercicio fiscal, y así va en cadena el círculo vicioso”, comentó.

Mencionó que el IPS tiene depositado en los bancos ese 20% del dinero en efectivo depositado a la vista con una tasa de interés de 1,7%, que es utilizada en un gran negociado por el presidente del ente, transgrediendo la carta orgánica de la previsional, específicamente el artículo 28 Rentabilidad Económica.

“Esto hacen porque debajo de la mesa cobran su dinero. Entonces, esa plata que está en el banco con 1,7%, esa misma plata prestan para el IPS 6,6%, otra vez el IPS presta su plata, quién se chupa ese 4,9%, eso multiplicado por 54.000 millones a 12 meses, es 2.446 millones de guaraníes, que es el primer fato de Bataglia, causando un daño patrimonial al IPS”, precisó.

Foto: Gentileza.
Foto: Gentileza.

Lea además: Manuel Cristaldo Mieres es el más preparado para asumir el mando del EPP, según Sandra Quiñónez

Otros negociados

Por otra parte, Lovera Cañete presentó en su denuncia a la Fiscalía, que el otro negociado de la actual administración del IPS tiene que ver con la declaración del número del personal de limpieza contratado, en la que se declara un total de 1.319 personas contratadas con salario mínimo (2.289.324 guaraníes) lo que hace a más de 3.019 millones de guaraníes.

Sin embargo, el monto que están percibiendo realmente cada limpiador sería 1.600.000 guaraníes, quedando una diferencia de casi 800.000 guaraníes aproximadamente de diferencia entre lo que ellos declaran y lo que efectivamente pagan a los limpiadores.

Como tercer “fato” que Lovera Cañete presentó hace referencia a los más de 400 empleados fantasmas que fueron aparentemente contratados por la empresa de limpieza Potî, de Alberto Palumbo y que incluso se dio a conocer a través del grupo de investigación de Nación Media.

“Ese es el tercer fato del presidente del IPS, porque si multiplicás esos 400 y algo de empleados fantasmas por el salario mínimo, ese es el monto que se está llevando este señor. Pero la Fiscalía lo que tiene que entrar a investigar es quién está cobrando, porque a cada limpiador se le entrega una tarjeta de débito, y ahí se puede comprobar primero que no están cobrando el salario mínimo vigente, sino solamente 1.600.000 guaraníes. Por otra parte, tiene que investigar quién está cobrando con las tarjetas de esos más de 400 empleados mau, quién es la persona que va con más 10 o 20 o 30 tarjeta a retirar el dinero”, cuestionó.

En cuanto, a la denuncia que tiene que ver con el contrato de la seguridad privada, indicó que la previsional le está costando 79.000 millones de guaraníes, con un promedio de 1.200 funcionarios de seguridad. En la declaración del pago de salario figura que cada personal de seguridad está recibiendo 8.700.000 guaraníes; sin embargo el empleado está recibiendo solamente 3 millones de guaraníes.

Puede leer además: Raúl Latorre: “Tenemos que sanear los espacios de poder y luchar contra la corrupción”

Pedido de crédito al Congreso

Lovera Cañete señaló además que ahora el IPS está solicitando al Congreso la aprobación de créditos por valor de 280 millones de dólares, para el pago de supuesta deuda, indicó que esto están haciendo porque están sobrefacturando y les falta toda el dinero, utilizando el fondo de salud, para sobrefacturar el servicio de limpieza, el servicio de seguridad, y construcciones.

“Entonces, no están pagando por la deuda de medicamentos, ni están comprando más, se dedican a reestructurar las edificaciones como Boquerón, Ingavi, ya cambiaron como 3 veces los baños en la Casa Central, todo es para facturar y rendir a la corona. Entonces, hoy no tienen plata no solo para pagar medicamentos, sino para pagar estos servicios de limpieza y seguridad, para seguir sobrefacturando y tercerizando”, remarcó.