El presunto narcotrafi­cante brasileño Mar­cus Vinicius Espín­dola Marqués de Padua, quien fue vinculado al ex ministro Arnaldo Giuzzio, apareció en fotografías junto a Arnoldo Wiens, actual precandidato a la Presidencia cuando se des­empeñaba como titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). Al respecto, el senador Enri­que Riera sentenció que no se puede descartar la posibili­dad de que el “amigo narco” de Wiens llegó a buscar con­tratos con la cartera de Estado.

“Esto se pudo dar a través de una empresa de construc­ción amiga o para blanquear dinero. Se puede presumir que haya pedido algún tipo de contrato porque si un narco de nivel se instala en el gabinete, quiere decir que entra y sale cuando quiere”, dijo el parla­mentario en comunicación con La Nación/Nación Media.

Más allá de hablar sobre pro­bables pedidos de contrato, Riera también hizo hincapié en la posibilidad de intercam­bio de informaciones, recor­dando también el caso de fil­tración desde la Senad y el Ministerio del Interior, quie­nes exponían informaciones privilegiadas a Sebastián Mar­set, uno de los narcotrafican­tes más buscados en el Brasil.

“Es preocupante porque se puede estar manejando infor­maciones más que cualquiera de nosotros en cualquier sen­tido, ya sea en privado o por intercepciones telefónicas. Estos narcotraficantes son delincuentes profesionales, unos peces gordos, por ello no se puede descartar nin­gún tipo de manejo delictivo”, sentenció.