Finalmente el presidente Mario Abdo Benitez vetó el proyecto de ley de incentivos y promoción del transporte eléctrico en Paraguay.

La idea de la legislación es aplicar políticas públicas para incentivar el sistema de transporte de energía limpia.

El proyecto establecía como autoridad de aplicación al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). Contemplaba la exoneración por 10 años el impuesto a la importación de los vehículos y de los elementos relacionados con la carga.

El veto de Abdo se sostuvo básicamente sobre la posición que al respecto planteaban la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). Y tenían conexión con los costos de los vehículos eléctricos, asì como la reducción de cobro de impuestos que implicaría alinearse al plan.