El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó este lunes la cuestionada ley de protocolo anticontrabando de tabaco, la cual amenaza con matar la industria legal y promover las fábricas clandestinas.

El titular del Poder Ejecutivo dio su firma para la promulgación de la Ley de “Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco”.

El proyecto fue ampliamente cuestionado por la industria tabacalera nacional, debido a su alto nivel de politización en busca de  desacreditar a un sector formal y legal de la economía.

En ese sentido, el presidente del gremio tabacalero, José Ortiz indicó en su momento que lejos de lo que se quiere instalar, en realidad este proyecto de ley no tiene ningún artículo sobre salud. “Es un fracaso este protocolo en Brasil, cuando los impuestos son confiscatorios es un gran negocio la evasión impositiva. La aplicación de este tipo de protocolos es una fiesta para las industrias clandestinas, porque las legales se ven acogotadas por impuestos y regulaciones”, lanzó.

Desde el sector sostienen además que la iniciativa es inaplicable por lo que países como Estados Unidos, Canadá, México y Chile no lo aprobaron. Sin embargo, en países que sí se adhirieron, como Brasil, en los últimos años aparecieron muchas fábricas ilegales.

Por otra parte, Abdo también promulgó la declaración de área silvestre protegida del Parque Guasu y la modificación de la ley que reglamenta la declaración jurada de funcionarios.