Una fuerte campaña de vuelta a clases comenzó el diario Abc Color, apenas la gráfica del mismo grupo empresa­rial firmó contrato con el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) para la pro­visión de útiles escolares, que obviamente se justifica con la presencia de los chicos en las aulas.

Las noticias difundidas en Abc Color desde fines del 2020 ejercían una suerte de sumisión del MEC a los inte­reses del grupo Zuccolillo, que en este caso favorecían de manera específica al provee­dor de los insumos escolares, Mercurio SA. Cabe señalar que la imprenta se identifica mucho con Miguel Ángel Sal­dívar, esposo de la directora de Abc Natalia Zuccolillo y quien sigue figurando como uno de los representantes de la empresa en los registros de Contrataciones Públicas.

Parte del contrato adjudicado por Eduardo Petta a Mercurio SA,
en noviembre del 2020. Semanas después comenzó la campaña
retorno a clases.
Parte del contrato adjudicado por Eduardo Petta a Mercurio SA, en noviembre del 2020. Semanas después comenzó la campaña retorno a clases.

Titulares como “Petta ade­lanta que propondrá clases presenciales como opción 2021”, comenzó a difun­dir el medio desde diciem­bre pasado, además de una seguidilla de publicaciones sobre los protocolos a tener en cuenta para el retorno de los niños, mientras el ex ministro Eduardo Petta y su viceministro Robert Cano piloteaban cómo se iba a dar ese regreso presencial a las escuelas.

Un editorial de fecha 9 de febrero del 2021 que dice: “Llegó el momento de que los maestros vuelvan a las aulas” resulta contundente para el redondo negocio existente detrás de esta “postura” del medio Abc Color. En el artí­culo se instiga al retorno maquillando la intención con un mensaje que aboga por una vuelta segura con los insumos de higiene per­tinentes.

Así iban repartiendo útiles, mientras en ese lapso insistían en justificar
la adjudicación con la presencia de los niños en las aulas.
Así iban repartiendo útiles, mientras en ese lapso insistían en justificar la adjudicación con la presencia de los niños en las aulas.

Los mensajes mediáticos se enfocaron en los últi­mos meses a encaminar el regreso de los chicos, sin tener mucho en cuenta el riesgo y el difícil momento que atraviesa el país a causa de la pandemia del covid-19.

Un contrato de G. 18.626 millones adjudicado por Petta en noviembre del 2020 a Mercurio SA para provisión de útiles se debía resguardar y el argumento perfecto es el retorno de los alumnos a las aulas, de lo contrario el convenio podría perderse. Nuestro diario ya alertaba de esta importante tajada otorgada a la citada gráfica el año pasado, adjudica­ción que fue defendida por el director administrativo del MEC, Alejandro Duarte, mediante una carta remitida a La Nación.

Mientras aparecían las rei­teradas publicaciones en Abc Color, el MEC iba liberando órdenes de compra a favor de Mercurio SA. Las notas de remisiones tienen fechas de entregas de útiles a distintas escuelas del país, mientras se desarrollaba la insistente campaña en las diferentes plataformas del medio.

Editorial de ABC instando a volver a clases presenciales.
Editorial de ABC instando a volver a clases presenciales.

CLIENTE FIEL

El MEC es un cliente fiel y periódicamente compra útiles y adjudica impresio­nes a la gráfica de los Zuc­colillo. A finales del 2019, la misma empresa firmó contrato con Petta por G. 14.569 millones para la provisión de cuadernos, materiales que práctica­mente no fueron utiliza­dos a causa de la pandemia.

El otro hecho que llamó la atención es que Gráfica Mercurio SA fue una de las empresas que recibieron casi todo el pago por la pro­visión de cuadernos para el 2020, y que prácticamente no fueron utilizados, a dife­rencia de otros proveedores, quienes vieron postergados sus pagos.

Según datos de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), desde el 2010 hasta la fecha la empresa propiedad de los Zuccolillo ha obtenido más de G. 108.273 millones (US$ 16 millones, aproximadamente) solo con los contratos de impresión de materiales y provisión de kits escolares que tiene con el MEC

“SUAVIZANDO” PUBLICACIONES

Atrás quedaron las publica­ciones del medio en contra de Petta donde exponían el aumento patrimonial del ministro, los gastos super­fluos en materia administra­tiva, las críticas por el estado del edificio que fue adquirido por el MEC o los gastos en publicidades.

Ahora el regreso a clases pre­senciales es tema editorial y Petta obtuvo más espacio en el medio para poder publi­citar los logros de su admi­nistración, como la difu­sión de los protocolos para la meta del MEC y Abc que es la vuelta a clases, mientras las críticas hacia su gestión fueron suavizadas.