);

En relación a la investigación de incautación de cigarrillos en puerto clandestino en Salto del Guairá, el Jefe de Gabinete aseguró que el caso tiene que ver con el contrabando  y no con el fabri­cante del producto.

El secretario de la Presiden­cia indicó que la responsabi­lidad recae en el propietario de dicho establecimiento donde fue incautada la carga de cigarrillos, o sea en el presunto puerto clan­destino donde se encontró. En ese sentido, Villamayor ejemplificó la situación como cuando se contraban­dea leche de la marca Nido y no se investiga a la empresa que lo produce, sino a quien está comercializando ile­galmente.

“Tengo un cargo (investi­gación) contra la persona que está con el camión car­gando la lancha para cru­zar la frontera en un puerto no habilitado. Si vos traés leche Nido de la Argentina, no le voy a llamar a Nestlé. Si lo que se busca hacer es una trazabilidad política, es una cosa, pero la trazabi­lidad debe ser documental y demostrar responsabilida­des específicas”, comentó en comunicación con radio Universo 970 AM.

Indicó que la Aduana está investigando el caso del presunto intento de contra­bando, teniendo en cuenta que la mercadería se halló en un puerto no habilitado por dicha entidad estatal. “Yo no entro al análisis de la factura del fabricante, ni del vendedor ni de la larga cadena, sino que la estan­cia (permanencia) del pro­ducto en este lugar, con la intención de cruzar la fron­tera, que queda claro que constituye un delito de con­trabando”, añadió.

En la zona de la colo­nia Camino 3 de Salto del Guairá se desarrolló el ope­rativo en la tarde del miér­coles en un predio al lado del lago Itaipú. El operativo estuvo a cargo de funcio­narios de la Unidad Anti­contrabando, liderado por el fiscal Emilio Fúster, con el respaldo del Minis­terio Público, de la Senad, de Aduanas y el equipo de seguridad de la Itaipú Bina­cional.

En el lugar fueron encon­tradas 40 millones de caje­tillas de cigarrillo, 15 trac­tocamiones y lanchas con el producto, aunque no todas son de marcas producidas por Tabesa, ya que también se encuentran productos de otras fábricas. Desde la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) se des­cartó que sean productos ilegales porque cuentan con la precinta oficial por pago de impuestos.