);

Empresas constructoras cuestionaron el llamado del Gran Hospital del Sur en Encarnación por el apuro de las ofertas y un programa médico arquitectónico que deja mucho que desear. Ocho técnicos estuvieron en la reunión aclaratoria del pasado lunes en el MOPC, ninguno de ellos pudo responder una sola pregunta de los empresarios. “Solo se va a jugar con la plata del pueblo”, aseguraron los oferentes.

“El MOPC tiene que dar a conocer cuál es el comité de evaluación que va a validar y estudiar este proyecto, pero no dan a conocer, ellos juegan callados. Por qué juegan calla­dos, esa es la pregunta, quiere decir que hay algo escondido, hacia algún lado están diri­giendo esta licitación, es una vergüenza”, expresó el arqui­tecto Gustavo Masi, de “Gus­tavo Masi Constructora SA”.

Así, también, algo que generó inquietud entre los ingenieros y arquitectos es que se tendrá en cuenta la oferta y no así el proyecto, es decir, se adjudi­cará a la empresa con la pro­puesta más económica, sin considerar su viabilidad.

“Este mismo error cometie­ron adrede en el hospital de Coronel Oviedo, se juzgó por la oferta, no por el proyecto, o sea, presentas una oferta más baja, pero no sabes si tu proyecto está bien, cumplís con el programa, cómo vos sabés si ese hospital fun­ciona como debería”, expresó el arquitecto en comunica­ción con La Nación.

Esto fue algo sumamente cri­ticado por los empresarios que asistieron a la Junta de Aclaraciones, la que fue orga­nizada por el MOPC y que fue realizada el pasado lunes 12 de junio. Cabe resaltar, que también estuvieron presen­tes al menos ocho técnicos del MOPC y del Ministerio de Salud quienes supuestamente fueron para respon­der preguntas respecto al pliego de bases y condiciones del llamado, pero el represen­tante de la Unidad Operativa de Contratación de Obras Públicas, Rubén Ozuna, solo se limitó a decir que se apun­tarían las dudas y prometió que se dará una contestación mediante otro escrito.

El MOPC, no indicó cuál será la fecha en la que darán res­puesta a los potenciales ofe­rentes, y esto cuando faltan menos de 10 días para el cierre del llamado a licitación. Igual­mente, el arquitecto cuestionó el programa médico arquitec­tónico que se planea para el lugar y afirmó que este tipo de errores se comete por la caren­cia de expertos y de personal especializado en el ministerio.

“Se nota que el que hizo no entiende un huevo de lo que es un hospital porque tiene serios problemas en el pro­grama, de raíz tiene negli­gencias en diferentes áreas”, expresó Masi y a modo de ejemplo señaló que en el pliego se establece que la urgencia del hospital contará solo con 4 camas, una cifra ínfima para un hospital de 38.508 metros cuadrados y que costará unos US$ 42 millones.

Otro aspecto que se critica es que el MOPC solo dio un plazo de poco más de 20 días para la presentación de la propuesta. “Es imposible, tenés que dar entre 90 y 120 días”, aseguró. De hecho, en la junta de aclaraciones, se solicitó de forma unánime que se extienda dicho plazo.

Los representantes de las firmas, Constructora Chaco SA, Puntal Construcciones, Aponte Latorre SA, Concret Mix, entre otros, exigieron en la junta mayor claridad en este llamado, de modo que a sea un proceso realmente transparente y que les garan­tice igualdad de condiciones.