);

La mayor parte de los emblemas privados ya ajustaron ayer los precios de sus diferentes tipos de combustibles, con un aumento de alrededor de G. 400 por litro, según confirmó Miguel Bazán, presidente de la Cámara de Distribuidoras Paraguayas de Combustibles (Cadipac).

Esta variación, conforme a las explicaciones del titular del gremio, responde principalmente a un significativo aumento de los precios internacionales, pero también incide la dinámica alcista que mostró en las últimas semanas el dólar estadounidense.

“Los precios internacionales subieron muchísimo, no pararon de subir desde principio de año y ahora tampoco ayuda el dólar (…) los costos ya no dieron y tienen que subir los precios (de combustibles)”, refirió Bazán en una entrevista concedida a Última Hora.

Con el aumento del precio de las distribuidoras, gran parte de las estaciones de servicio también procedieron a realizar los ajustes de sus costos de venta al público. El promedio de precios quedó establecido de la siguiente manera: la nafta común 88 octanos llega a G. 5.100; la intermedia 90 a 93 octanos, a G. 6.040 y la súper 96-97 octanos a G. 6.840 el litro. El gasoil tipo III o común pasa a costar G. 5.330 el litro, mientras que el diésel prémium se ubica en el precio de G. 6.250.

sin cambios. Por su parte, Petróleos Paraguayos (Petropar) informó ayer por medio de un comunicado que mantendrá sus precios de comercialización en el mercado local, al menos de momento. Sin embargo, desde la firma aclararon que se están monitoreando los factores que influyen en el costo de los combustibles, destacando que efectivamente los precios de los productos terminados en el mercado internacional van en aumento. “Esta situación podría influir en nuestros costos; sin embargo, dada la situación actual, seguimos manteniendo nuestros precios, analizando día a día las mencionadas variables”, sostuvieron por medio del escrito.

Cabe recordar que este es el segundo incremento en el año, casi consecutivo, de los combustibles. El último se había registrado el 19 de febrero pasado. Con esta suba, los emblemas privados incluso están superando el monto que habían bajado durante la pandemia por el Covid-19, que se inició el año pasado en el mes de marzo. En este orden, la baja total había sido de G. 650 por litro, pero ahora, en dos meses, se llega a un incremento de G. 800.

La tendencia internacional seguiría
Miguel Bazán, presidente de la Cámara de Distribuidoras Paraguayas de Combustibles, señaló que el aumento de los precios internacionales, que influye en los costos que se dan finalmente en el mercado local, ocurre debido a la mayor actividad que se está dando en países como Estados Unidos, y que esta tendencia podría continuar en el corto plazo, atendiendo la dinámica de recuperación económica.
“La economía mundial, sobre todo de EEUU y países europeos, se está reactivando y están volviendo a tener el consumo de antes, y entonces los precios están yendo a niveles mayores a los de antes de la pandemia inclusive”, indicó.
Al ser consultado sobre si los costos internacionales podrían seguir al alza, respondió: “Las economías van a seguir aumentando la producción en la medida en que avance la vacunación y eso va a hacer que el precio siga subiendo”.