);

Marcelo Martínez Velázquez, sobrino del vicepresidente de la República, fue sumariado por supuesto “planillerismo” en la Cámara de Diputados. Faltó 63 días sin justificar y cobraba G. 19.300.000

Martínez renunció el pasado 12 de marzo y se adelantó a su eventual destitución como funcionario de la Cámara de Diputados a raíz de que estaba  siendo sumariado por 63 días de ausencias injustificadas.

El funcionario era conocido como “el sobrino de oro” por el jugoso salario que percibía gracias a la influencia de Velázquez. Hasta el mes de febrero cobró G. 19.300.000, según la nómina oficial de la institución legislativa.

El sobrino del vicepresidente presentó su renuncia antes de la eventual resolución del juez sumariante. La administración del presidente Pedro Alliana (ANR, cartista) pidió su destitución. La dirección general de Asesoría Jurídica, presidida por Liliana Bengoechea, presentó como prueba 63 días de ausencias injustificadas correspondientes a agosto del 2019 a enero del 2020.

“El periodo investigado fue de agosto a octubre, pero fueron agregados hechos nuevos como más ausencias que totalizaron 63”, mencionó Bengoechea quien manifestó que las ausencias

El 29 de agosto del 2018, Martínez había sido nombrado como director general de la Vicepresidencia de la República, mediante el decreto N° 144.
Ingresó como funcionario de la Cámara de Diputados en el 2012 gracias a su tío Velázquez, quien fue reelecto en el periodo 2013-2018. En el 2012 figuraba con
la categoría de asesor con un sueldo de G. 5.755.500. A esto se sumaba una bonificación por grado académico que ascendía a G. 1.200.000. El joven, recibido de abogado en el 2010, pasó a ocupar el cargo de jefe de gabinete del Legislativo cuando su tío ejercía el cargo de presidente de la Cámara Baja, y su ingreso mensual se cuadruplicó. Le otorgaron la categoría de director general con el sueldo de G. 19 millones con el que se quedó, y otros beneficios llegando a ganar en esa época más de G. 28 millones.
Según rumores, el sobrino del Vicepresidente habría perdido apoyo político de su tío para mantenerse a raíz de un distanciamiento familiar. Esta situación
habría motivado a Velázquez a cortar la comisión de su sobrino obligándolo a retornar a su lugar de origen. En busca de salvar su cabeza presentó sendos
reposos médicos para justificar los 63 días de ausencias. Sin embargo, luego terminó renunciando.

.