);

 

Mediante una nota dirigida a La Nación, el Sinafocal dio su versión sobre las millonarias transferencias con las que fueron favorecidas varias centrales de trabajadores.

En el extenso texto con coloridos gráficos estadísticos enviado a esta redacción no explicaron el tema central, que son los resultados concernientes a la plata entregada a los sindicalistas que se convirtieron en anfitriones de enseñanzas.

Un escrito de cerca de 100 páginas con colo­ridos gráficos y barras de estadísticas, el titular del Sistema Nacional de Forma­ción y Capacitación Laboral (Sinafocal), Alfredo Monge­lós, expresó maravillas sobre las transferencias a oenegés mediante el rubro 842 con el que también se benefician varias centrales de trabaja­dores, hoy día especialistas en organización de cursos. Entre estas se encuentran la Central Unitaria de Tra­bajadores (CUT), la Central General de Trabajadores (CGT) y la Central Nacional de Trabajadores (CNT).

Sinafocal cuestionó el titular de tapa del diario, en el que se leía “Repartija Sinafocal: Cursos de decoración para centrales obre­ras”. Alegó que no existe ningún curso de decoración tal como lo expresa la tapa del perió­dico. “Lo cual consideramos de manera muy respetuosa debe ser aclarado para de esa manera evitar malas interpretaciones o desinformar a la ciudadanía”, expresó Mongelós en su escrito.

Sinafocal sostuvo que no existen cursos de decoración realizados con transferencias
Sinafocal sostuvo que no existen cursos de decoración realizados con transferencias

También cuestionó que se mencionase que Sinafocal “transfiere la plata, pero se desentiende de eficacia de capacitaciones”, diciendo que el ente a su cargo cuenta con una Dirección de Supervisión, la cual se encarga estricta­mente de la realización de las supervisiones metodológicas y administrativas de los dife­rentes cursos de formación profesional en todos los nive­les. Indicó que llevan a cabo actualizaciones de las mallas curriculares, contenidos pro­gramáticos y adecuaciones de las diferentes modalidades de formación profesional.

Asimismo, señaló que la Coor­dinación de Gestión de Accio­nes Formativas es la encargada de la revisión de los diferentes proyectos de formación pro­fesional presentados ante el Sinafocal. “Una organiza­ción que desea recibir recur­sos para implementar cur­sos de formación profesional debe presentar en primer lugar sus documentaciones legales estrictamente delimitadas en el decreto que reglamenta la ley de presupuesto aprobada para cada año”, sostuvo.

En este sentido, Mongelós también afirmó que para sal­vaguardar los intereses ins­titucionales es solicitada la presentación de una póliza de cumplimiento de contrato del 100% del monto entregado, para así en caso de incumpli­miento proceder a la ejecu­ción de la misma. También dijo que las rendiciones de cuentas son presentadas en su totalidad ante la Contra­loría General de la República (CGR), tal como lo establecen las reglamentaciones vigen­tes que rigen la materia.

Finalmente, mencionó que el 2020 ha sido de grandes desa­fíos para el Sinafocal. “Haber tenido que transformar la for­mación profesional a tener cursos de formación en línea disponibles de manera gra­tuita a toda la ciudadanía ha sido un gran avance que nos ha permitido llegar a la casa de miles de compatriotas”.

Sindicalistas sí organizan cursos de decoración

La CUT recibió una jugosa suma para organizar cursos de decoración de eventos.
La CUT recibió una jugosa suma para organizar cursos de decoración de eventos.

Además, no todas las organizaciones presentaron rendiciones de cuentas a la Contraloría sobre las millonarias transferencias recibidas.

De hecho, fueron en total tres las centrales de trabajadores que recibieron mucho dinero para realizar cursos de deco­ración de eventos. En el 2019, la Central Nacional de Traba­jadores (CNT) recibió G. 500 millones para dictar cursos de decoración de eventos, corte y confección, peluquería, elabo­ración de productos derivados de la leche, panadería y confi­tería, electricidad domiciliaria, cocina y repostería.

Asimismo, la Central Unita­ria de Trabajadores (CUT) el mismo año obtuvo G. 400 millones para cursos de secre­tariado ejecutivo, decoración de eventos y operación de caja comercial; mientras que la Central General de Trabaja­dores (CGT) fue beneficiada con otros G. 400 millones para organizar enseñanzas para decoración de eventos, artesanía en cuero, elabora­ción y comercialización de alimentos, operador básico de computadoras y atención al cliente.

SIN RENDICIONES

Asimismo, en su nota Mon­gelós dice que “las rendicio­nes de cuentas son presen­tadas en su totalidad ante la Contraloría General de la República (CGR) tal como lo establecen las reglamenta­ciones vigentes que rigen la materia. Sin embargo, con­sultada sobre este punto, la CGR proveyó los datos sobre las ONG que presentaron sus rendiciones tanto en el 2019 como en el 2020. Entre las que no presentaron sus rendicio­nes en el último año, está la CUT, que recibió más de G. 400 millones.

Junto con esta organización, en el grupo de las que no han transparentado las transfe­rencias recibidas en la pan­demia están Nuevo Amane­cer Paraguay, que recibió G. 500 millones; Organización RV 2018, que obtuvo G. 420 millones, y Asociación Para­guay para Todos, que fue favo­recida con G. 900 millones. En el caso de las beneficiadas en el 2019 y que no han entre­gado sus rendiciones, están La Victoria, que obtuvo G. 327 millones, y Los Laureles, que recibió G. 200 millones.