);

El Gobernador de Guairá, Juan Carlos Vera, adjudicó G. 696.450.000 a la empresa EDR Construc­ciones de la familia Duarte, quien fue de los  proveedores preferidos de Friedmann y monopoliza­ron licitaciones de obras durante su administración.

Según denuncias recibidas en este medio, este llamado junto con otro está direc­cionado a favor del amigo del ex gobernador.

Para esta licitación, la fór­mula usada por la Gober­nación del Guairá fue la de apurar la visita in situ a la zona de obras, exigencia de cumplimiento obligatorio para los proveedores inte­resados en el llamado. De acuerdo con el acta de visita al sitio de obras, la misma se realizó el 11 de setiem­bre pasado, solo dos días después de la publicación del llamado en el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

Con esta jugada apresu­rada se buscaba supuesta­mente dejar afuera a otros oferentes que ni siquiera tuvieron tiempo de ver el llamado en el portal de la DNCP, según la denuncia acercada a este medio. Ade­más de esto, el propio Agus­tín Duarte es señalado por la Contraloría General de la República como una de las personas que se quedaron con el dinero que salió de la Gobernación del Guairá para una comisión vecinal, que en realidad fue utili­zada para esquivar proce­sos licitatorios.

Notificación de la Gobernación de la adjudicación del llamado a la empresa EDR Construcciones.
Notificación de la Gobernación de la adjudicación del llamado a la empresa EDR Construcciones.

De acuerdo con el informe del ente, durante el gobierno de Friedmann en el cuarto departamento, fueron transferidos G. 3.699 millo­nes a la comisión vecinal denominada “Fomento y Desarrollo Urbano” con el objetivo de llevar a cabo varias obras en la zona. No obstante, el presidente de la asociación, Carlos Ver­decchia, dijo desconocer el manejo del dinero ya que las obras ni siquiera fueron fis­calizadas en su momento.

OFERTAZO

La estrategia que utilizó el de EDR para dejar fuera a los demás competidores es una oferta casi imposi­ble dentro de los precios de mercado. La oferta presen­tada por EDR Construccio­nes de G. 696.450.000 está por debajo en un 20,86% del precio referencial de G. 880.000.000 impuesto por la Gobernación del Guairá. Por lo tanto, la convocante debe exigir al proveedor una justificación para un precio tan reducido, así como lo establece la Ley Nº 2051 de Contratacio­nes Públicas. Desde este medio se intentó contac­tar con Claudia Benítez, encargada de Contratacio­nes de la Gobernación, pero la misma no respondió a las llamadas o mensajes.

Este mecanismo suele ser utilizado en las institucio­nes que tienen sus provee­dores favoritos. Con precios muy bajos eliminan a otros oferentes y luego mediante adendas van ampliando los montos de los contratos.

Por otro lado, EDR Cons­trucciones también es acu­sada de favoritismo en otro llamado a licitación que rea­liza actualmente la Gober­nación del Guairá. Se trata de la licitación para “Cons­trucción de la sede de la Dirección Departamental del Guairá” por G. 1.300 millones, que incluyó una absurda exigencia en el pliego de bases y condicio­nes (PBC) que consiste en que el oferente que se pre­sente al llamado debe con­tar con una experiencia de construcción de 400 metros cúbicos (m³) de hormigón armado en dos contratos.

Es decir, que la Goberna­ción solicita una expe­riencia de 800 m³ en total, cuando la obra en cues­tión es para construir solo 134 m³, lo que resulta más que llamativo si se toma en cuenta que la empresa constructora del amigo de Friedmann, EDR Cons­trucciones, justamente cumple con este requisito gracias a dos llamados que tiene con la Gobernación del Guairá.