);

Ocho senadores conforman la Comisión Nacional para el estudio y acompañamiento de las negociaciones de la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, al que Paraguay busca que le reditúe beneficios económicos.

Paraguay y Brasil se sentarán a negociar el polémico tratado en busca de equilibrar los ingresos por la utilización de la energía de la hidroeléctrica.

Durante la reunión que mantuvieron los parlamentarios con el titular de la Cámara Alta, estos manifestaron que la finalidad de las negociaciones es invertir en subvenciones a sectores vulnerables del país y comunidades indígenas.

Va con la idea de una mayor participación de varias instituciones y afirmó que el acompañamiento de los senadores posibilitará obtener recursos para dinamizar la economía.

El Anexo C se firmó hace más de cincuenta años entre Paraguay y Brasil y sus nuevas bases entrarían en vigencia desde el 2023.

Para ese año, las deudas de nuestro país deberían estar totalmente saldadas y debe disminuir el 60% del precio de la tarifa que se paga por el consumo de energía eléctrica.

Una de las posibilidades es que, de acomodar el tratado a los beneficios de Paraguay, este podría empezar a percibir 1.000 millones de dólares por año por energía eléctrica.