);

Luego de largo debate, la Cámara Alta aprobó  por unanimidad el proyecto por el cual los candidadatos  deberán pre­sentar una declaración de sus ingresos y egresos al inicio y final de su campaña electoral.

La Cámara de Diputados ten­drá que tratar el lunes nueva­mente el proyecto. Para rati­ficarse en su versión de la ley, necesitarán de 41 votos; si no alcanzan los números, queda la versión del Senado. En la segunda vuelta, los senadores solo necesitarán de 23 votos para ratificarse nuevamente en su propuesta.

Las modificaciones que se hicieron fueron propues­tas por el senador de Patria Querida Stephan Rasmussen. Una de ellas es que cada can­didato político presente sus movimientos de ingresos y egresos durante la campaña. Los movimientos, partidos, concertaciones o alianzas tendrán que recibir estos informes para derivarlos al Tribunal Superior de Justi­cia Electoral (TSJE).

El senador Juan Darío Mon­ges, de la bancada de Honor Colorado, espera que lo apro­bado “sea una herramienta para que el dinero sucio pueda ser evitado o que se inserte en las campañas polí­ticas”. Además, recordó que hay cuestionamientos desde el TSJE por el tiempo limi­tado, lo que genera dificultad para su implementación en las municipales.

Así también, el senador Euse­bio Ramón Ayala dijo que así se podrá “mantener la tra­zabilidad que dará garantías a la ciudadanía de que esos fondos provienen de oríge­nes lícitos porque la demo­cracia se funda en igualdad de oportunidades que puedan tener los ciudadanos para pre­sentarse a cargos y hay des­igualdad si alguno dispone de recursos con orígenes ilí­citos”. El proyecto tiene que ser promulgado antes del 7 de marzo para que pueda entrar en vigencia en las internas y elecciones municipales de este año, según la Justicia Electoral.