);

Con 23 votos, la Cámara Alta despojó de su investidura al senador de Cruzada Nacional. El motivo fue: “uso indebido de influencias” a raíz del último incidente que protagonizó en Minga Porã, donde agredió a policías.

Senadores colorados, liberales llanistas, de Patria Querida y Hagamos presentaron ayer sorpresivamente el pedido de pérdida de investidura contra el senador Cubas. Fue a raíz de la nota remitida por el ministro del Interior Euclides Acevedo sobre el último incidente que protagonizó el legislador en Minga Porã, Alto Paraná, donde dio un “akãpete” a un policía, rompió una maceta, pegó una patada a una patrullera y habló de matar a 100.000 brasileños.

En principio, el senador Enrique Bacchetta (ANR, Añetetée) quiso forzar el tratamiento sobre tablas de la sanción, pese a que violaba el reglamento interno. Esto motivó el retiro de las bancadas del Frente Guasu, PDP y la bancada liberal “B”.

Finalmente, a moción de la bancada de Patria Querida, se convocó a sesión extra, después de concluida la sesión ordinaria para tratar el tema. De esta sesión, ya no participaron el senador Cubas y las bancadas que se habían retirado, pese a ser convocados, según aclaró expresamente el presidente del Senado Blas Llano.

Zavala puntualizó que no era un proceso judicial sino político. Recordó que Cubas, al que calificó de “personaje nefasto”, amenazó alguna vez con colgar en plaza pública a legisladores y otras autoridades. Señaló que el Senado debía tomar medidas ante el evidente abuso de poder que sobrepasa sus funciones, al querer constituirse en una suerte de dictador.

Bacchetta dijo que se cumplieron todas las formalidades y se le dio el derecho a la defensa que Cubas optó por no utilizar. El senador Silva Facetti (PLRA) es el único que votó en contra.