);
La terna saldrá del concurso de 15 candidatos, varios de ellos del círculo del contralor general de la República, Camilo Benítez.

A varias bancadas, especialmente de oposición en el Senado, les preocupa que alguien que no ejerza contrapeso a la actuación del actual contralor Benítez pueda ocupar el cargo de subcontralor, vacante desde octubre de 2019.

Es por eso que el jueves pasado una mayoría acompañó el pedido del senador Amado Florentín para postergar el tratamiento de la terna y dejarla para esta semana, dado que, en principio, había un preacuerdo, que habría sido roto por intereses de bancadas.

Aparentemente, la que lleva las de ganar en la elección del candidato a subcontralor es la bancada liberal, dado que ya en las conversaciones para la mesa directiva habían reivindicado que el subcontralor sea de extracción liberal. Siguiendo esta premisa acordaron que la terna lo compondrían liberales de modo a asegurar el cargo, hasta hace pocos días, en que apareció con fuerza el nombre del director general de Rendición de Cuentas de la Contraloría, Mario Florenciáñez, apadrinado presuntamente por la bancada de Hagamos, integrada por los senadores Patrick Kemper y Tony Apuril.

Esto hizo que se retrasara la elección de la terna, puesto que de quebrarse la mayoría opositora, allí podrían entrar intereses del cartismo y el llanismo que le harían el juego a Florenciáñez, quien es el que avala los informes de los municipios en la actualidad.